www.masactual.com
    

Raúl Heras

Los clones imposibles de la politica española ( y 5 )

Ser un camaleón en política es una cualidad que atesoran la mayoría de los líderes. Les permite sobrevivir adaptándose a las circunstancias cuando se ven en peligro, y es el mejor de los camuflajes ideológicos cuando se trata de atacar a los adversarios. Hoy, el mejor de nuestros camaleones es Pedro Sánchez, que tiene en el presidente francés y en el primer ministro portugués dos especímenes en los que mirarse.
Las palabras pacto y España se han convertido en “treding topic” este fín de semana. Van a ser las palabras de moda hasta que vayamos a las urnas. Abrió la puerta Albert Rivera tras ver las orejas al lobo electoral que se asomaba con el 10N entre sus fauces. Ya está dispuesto a pactar con el socialismo de Pedro Sánchez. Y ya puestos, también con el PP de Pablo Casado, se entiende que con el añadido necesario del Vox de Santiago Abascal.

Los clones de la politica española ( 4 )

Sin Laberinto no hay Minotauro y sin Minotauro no hay Laberinto. El mito que nos dejó la Grecia clásica es doble: el toro-hombre condenado a perderse eternamente por los pasillos de su cárcel sin puertas, y la cárcel concebida para que el prisionero no pueda vivir y estar con el resto de los ciudadanos.

Los clones imposibles de la política española ( 3 )

Huyó de la gran casa común de la derecha española que habían edificado Manuel Fraga y José María Aznar tras sentirse arrinconado por el centrismo descafeinado de Mariano Rajoy. En su huída se encontró con un nadador experto en fugas de banderas y británico apellido, y un matrimonio con largos apellidos de doctrina aristocrática y aroma de puros habanos.

Los clones imposibles de la politica española ( 2 )

Si se mira en cualquier enciclopedia la palabra péndula se encontrarán dos grande definiciones, una física sujeta a las fuerzas gravitatorias que son las que hacen que la masa que pende de un hilo se mueva de izquierda a derecha; y otra mágica que se utiliza para que el zahorí canalice la energía hacia los misterios del amor y la fortuna.

Los clones imposibles de la política española ( I )

Desde la izquierda a la derecha, soñaron, quisieron, intentaron convertirse en los clones españoles de los líderes a los que decían admirar o de los modelos que pensaban que podían triunfar también en nuestro país. Fracasaron y ahora buscan su propio modelo con desigual éxito. El 10N tendrán la respuesta de las urnas.
Si alguien con mucha voluntad y paciencia se pone a buscar en los dos programas conocidos, el del PSOE y el de Podemos, y en el que se disponen a presentarnos desde la plataforma de Más País, las diferencias que les separan no encontrarán ninguna. Progresia 2.0 para ganar y gobernar tras el 10N.
Hay que hacer listas de nuevo. Cientos de nombres que suben y bajan en los centros de poder de cada partido político. Los que desean seguir, los que desean volver y los que sueñan con llegar. Todos miran hacia el líder no hacia las bases. Saben que su destino depende de ese Rey laico que es el presidente o el secretario general de su formación.
Sin ningún misterio que desvelar y sin ningún programa propio que ofrecer, Iñigo Errejón ha preferido quedarse en la sombra durante 48 horas, las que necesita su equipo en la Comunidad de Madrid para “elegir “ al líder. Para no atacar al PSOE, ni a Podemos han encontrado la clave de su estrategia: son el centro de la izquierda.
La España política, la de los partidos y sus dirigentes, tiene una obligación principal que está por encima de cualquier otra: organizar la convivencia. Evitar la fragmentación social y los enfrentamientos
Socialistas y populares creen que van a mejorar sus resultados del 28 de abril. Pedro Sánchez pretende sumar veinte escaños de izquierdas y otros diez del centro derecha a los conseguidos en primavera. Sus víctimas: Podemos y Ciudadanos. Pablo Casado, por su parte, cree que también puede pasar de 66 a ochenta escaños. Un trozo de Ciudadanos y otro trozo de Vox. Los dos buscan lo mismo: volver al bipartidismo.
Las tres condiciones que Albert Rivera ha puesto a Pedro Sánchez para que los 57 parlamentarios de Ciudadanos se abstengan en una sesión de investidura son tan posibles de cumplir por parte del líder del PSOE que puede que estemos asistiendo a los primeros pasos hacia un gobierno de coalición en Primavera.
Salvo que los dirigentes políticos estén jugando al “mentiroso”, el 10 de noviembre España volverá a votar para elegir a un presidente del Gobierno. Un fracaso que debería avergonzar a los protagonistas. No de igual manera, ni con las mismas consecuencias si los ciudadanos deciden darles una lección.
Si el martes 17 de septiembre Pedro Sánchez llega al palacio de La Zarzuela para cerrar con el Rey los dos días de consultas que ha fijado con la presidenta del Congreso, y sigue sin contar con los 176 votos necesarios para sacar adelante su investidura por mayoría absoluta, colocará a Felipe VI en una situación comprometida para la Corona.
Son clásicos y antiguos hasta para establecer el cortejo y las condiciones de la boda. Ya se hacía desde siglos antes de que nacieran, y ellos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, convencidos de la bondad de aquellos usos para que el posterior matrimonio funcione, han escogido la fórmula de la negociación familiar de la dote que debe aportar cada uno antes de sentarse ellos a cerrar el compromiso.
0,21875