Macron en el funeral por el presidente chadiano Idriss Déby.
Ampliar
Macron en el funeral por el presidente chadiano Idriss Déby.

Macron no consigue controlar el yihadismo en el Sahel

lunes 07 de junio de 2021, 11:17h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

A pesar del despliegue militar que inició en 2015, los rebeldes aumentan sus actos terroristas en Malí, Niger, Chad, donde mataron al presidente, Mauritania y Burkina

La situación en los países de la zona subsahariana, en su mayor parte antiguas colonias francesas, se está deteriorando muy rápidamente con un rápido aumento de la violencia yihadista alimentada por años de corrupción y pobreza.

El presidente francés Emmanuel Macron tiene desplegadas tropas en los países subsaharianos, pero la propagación de los grupos yihadistas sigue en aumento como lo prueba el último acto brutal contra el pueblo de Solhan, provincia de Yagha, en la frontera con Niger, donde los atacantes asesinaron a más de 160 personas.

Fue el ataque más mortífero registrado en el país desde que comenzó la violencia yihadista en 2015. El jefe de la diplomacia francesa, Jean-Yves Le Drian, anunció que viajaría a Burkina Faso para mostrar su apoyo al presidente Roch Marc Kaboré.
El ataque terrorista ha tenido lugar en medio de una importante operación militar en las regiones del norte, fronteriza con Mali, y del Sahel, donde se encuentra la aldea atacada, pero las fuerzas de seguridad no han logrado parar la espiral de violencia yihadista que ha dejado más de 1.400 muertos desde 2015 y más de un millón de desplazados que huyen de zonas de violencia.

A finales de abril, dos periodistas españoles, David Beriain y Roberto Fraile, junto a un ecologista irlandés, fueron asesinados también en Burkina Faso cuando realizaban unos reportajes sobre la caza furtiva en una reserva natural del sur del país, limítrofe con Benin, una zona en la que, según confirmó la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, operan bandidos, furtivos y grupos yihadistas.

Burkina, antes Alto Volta, se independizó de Francia el 5 de agosto de 1960 y prácticamente desde entonces ha estado gobernada por caudillos que no han podido evitar los continuos golpes militares.

Burkina Faso tiene una población de 15 millones de habitantes, con una esperanza de vida de 40 años y una edad media menos de 17 años. Varios cientos de miles de trabajadores rurales emigran cada año a Costa de Marfil y Ghana en busca de trabajo.

Conviven tres grandes grupos étnicos: los mossi (40 %), los gurunsi y los lobi. La mitad de la población es musulmana, la terecra parte profesa alguna religión africanas tradicional y hay un 20% de católicos (20 %). Se calcula que viven unos 12 000 europeos en el país.

Las cuatro localidades más pobladas del país son la capital Uagadugúcon cerca de dos millones de habitantes, Bobo-Dioulasso (600.000), Banfora (100.000) y Koudougou (100.000).

Francia sigue ejerciendo como potencia extranjera y tiene desplegadas tropas en los cinco países del denominado G5 Sahel (Burkina Faso, Chad, Mali, Mauritania y Níger) y el despliegue militar ha sido constante con más de 6.000 soldados permanentes desde el año 2012 en que comenzaron las operaciones contra los grupos terroristas. España apoya a las tropas francesas con unos 500 soldados desplegados en Senegal y el propio malí.
En unas reciente maniobras en territorio europeo, el general francés Thierry Burkhard afirmó que "Tenemos que prepararnos para un mundo más peligroso", con la mirada puesta no solo en los conflictos europeos, sino en Africa, donde Francia podría acabar desplegando hasta cerca de 30.000 soldados.

El 20 de abril se supo que los rebeldes habían matado al propio presidente del Chad Idris Déby, que se había convertido en el aliado indispensable de Occidente y en particular de Francia en la lucha contra el yihadismo en el Sahel. Días antes el gobierno chadiano habían anunciado una ofensiva contra los terroristas en el norte del país, limítrofe con Libia, donde había matado a más de 300 enemigos.
La situación en el Chad se complicó después de que Francia dirigiera las operaciones militares para acabar con Gadafi en Libia.

Para más complicaciones, el 24 de mayo, el Ejército de Mali arrestó al presidente interino Bah N'Daou y al primer ministro Moctar Ouane y los forzó a presentar su dimisión. El golpe fue liderado por el vicepresidente transitorio Assimi Goïta, que se ha auto proclamado "presidente de la transición", lo que obligó a Francia a suspender la cooperación militar hasta que se reestablezca la normalidad política.

Niger es otro de los países donde la presencia yihadista es constante En marzo, 58 personas, entre ellas seis niños, fueron asesinados en la región de Tillabéri cuando regresaban de un mercado local. Otras137 personas fueron asesinadas en Tahoua, zona fronteriza con Mali.

Uno de los problemas logístico más importantes es que se trata, con la excepción de Burkina Faso, de países con una gran extensión, ya que de hecho se encuentra entre los más grandes de Africa, con más de un millón de kilómetros cuadrados, con fronteras poco naturales con otras naciones enormes, como Libia, Argelia, Sudán o Nigeria.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios