El rey Carlos Gustavo de Suecia.
Ampliar
El rey Carlos Gustavo de Suecia.

7 sesiones y posibles correcciones

jueves 24 de diciembre de 2020, 01:41h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Además de las disculpas del Rey Carlos Gustavo, el gobierno sueco ha tenido finalmente que rectificar su política y empezar a implantar medidas de control de la pandemia aplicando por vez primera restricciones y cierres, así como la recomendación del uso de la mascarilla en el transporte público. Todo esto justo a las puertas de la Navidad.

NUEVA VARIANTE DEL VIRUS
A raíz de las disculpas del monarca y de la adopción de medidas que hasta ahora había eludido, el aparente fracaso de la apuesta sueca de primar la economía frente a la salud de la población vuelve a ser objeto de análisis, justo cuando una variante del virus detectada en Reino Unido provoca que este país advierta de un fuerte endurecimiento de las medidas de restricción. Se está estimando que en la semana finalizada el 9 de diciembre, hasta un 62% de las nuevas infecciones en el área de Londres responden a la variante del virus detectada hace unas semanas en el área de Kent, al sudeste del país.

El nivel de transmisión de esta variante parece un 70% mayor y ya está provocando que países como Austria, Italia, Bélgica y Holanda, hayan decretado o estén a punto de hacerlo, el cierre de la frontera a vuelos procedentes de Gran Bretaña. Las crónicas indican que las vacunas desarrolladas pueden ser eficaces también frente a esta variante, pero el incremento de la prevención y de las medidas restrictivas de cara a la Navidad está siendo la norma de los últimos días.

LA MONEDA EN EL AIRE
Los titulares a este respecto comparten espacio con las negociaciones europeas sobre el Brexit y todavía han de tener su interpretación en los mercados que cerraban el viernes con un tono levemente más pesimista a causa de las disputas políticas tanto en Europa como en EE.UU. A últimas horas de ayer domingo, las negociaciones sobre pesca continuaban bloqueando el acuerdo en Europa, mientras que en EE.UU. todo apunta a que los mercados inicien la semana de Navidad con el acuerdo entre Republicanos y Demócratas para un nuevo plan fiscal de ayudas a la economía por importe de $900 MM, el segundo más importante de la historia de EE.UU. tras el programa conocido como Ley Cares aprobado en marzo de $2,2 billones.

Como contrapartida, los Republicanos quieren limitar los poderes de la Reserva Federal para proveer de préstamos de emergencia en caso de crisis, exigiendo su previa aprobación parlamentaria. Este punto está siendo objeto de controversia y ha devuelto a escena al expresidente de la Reserva Federal Ben Bernanke que exige, en una muy poco común intervención, que no se limite la capacidad del banco central para hacer frente a nuevos episodios de crisis.

Con la moneda todavía en el aire a uno y otro lado del Atlántico, las escasas siete sesiones que restan para finalizar el año, que en otras circunstancias se centrarían en el cuadre de cuentas, van a poner a prueba la solidez del tono optimista que el inicio de las vacunaciones había introducido en las últimas semanas y a cuyo amparo los inversores se habían movido para posicionarse a favor de asumir mayor riesgo. Entre ellas, la venta de dólares ocupa un lugar destacado.

En medio de pronósticos de más depreciación del dólar para 2021 que, en algunos casos -pocos aún-, alcanzan valores de extraordinaria debilidad, los mercados han de incorporar nueva información y estar atentos a posibles correcciones tras varias semanas donde vender dólares se había convertido en la apuesta más común en los mercados de divisas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios