La política amenaza viejos equilibrios
Ampliar

La política amenaza viejos equilibrios

martes 03 de julio de 2018, 06:24h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

“La zona euro no se puede quedar como está, el statu quo es imposible”. El titular francés de economía respondía así a la resistencia de un creciente número de países, entre los que se encuentran tradicionales aliados de Alemania, a las propuestas franco-alemanas para reforzar la eurozona. Lo que arrancó con el encendido europeísmo manifestado por el Presidente francés en su discurso de septiembre de 2017 en la Universidad de La Sorbona, está intentando germinar en un entorno enturbiado por la particular situación política italiana, pero que se enfrenta también a una larga lista de países muy poco proclives a adoptar los compromisos que se contienen en la propuesta. Los ejes para garantizar el futuro de la Unión y la pretendida irreversibilidad del euro, pasan por un presupuesto común, la unión bancaria, el fondo de garantía de depósitos y el seguro de desempleo.

Es probable que el distanciamiento con EE.UU., evidente tras la última cumbre del G7, haya empujado a los alemanes a aceptar algunas de las tesis francesas que nunca habían encontrado acomodo en Alemania, como el Fondo común de Garantía de Depósitos o el Presupuesto común. Y es que Europa no puede esperar un retorno a la normalidad de los EE.UU. cuyo presidente cuenta con un muy mayoritario apoyo republicano, e incluso entre amplios sectores empresariales tradicionalmente cercanos a los demócratas, que consideran que “ya era hora” de que se pusiese freno a lo que suponen una apropiación ilícita de China de la propiedad intelectual de los norteamericanos.

¿Acaso alguien puede garantizar que el mandatario norteamericano no sea el primero de una serie de “América First” presidentes? Lo cierto es que la propuesta franco-alemana, con todas las reservas que se quieran poner, desbloquea aspectos claves de la Unión y ahora los diferentes países tendrán que elegir donde situarse. El diseño de una Europa con diferentes niveles de integración puede estar amaneciendo y con ello la irreversibilidad del euro. España, si hemos de atender a la postura del anterior gobierno como del presente, está indiscutiblemente alineada con la propuesta.

El caso es que el euro, muy castigado a comienzos de semana por el nombramiento en Italia de dos euroescépticos de la Liga Norte para altos cargos con responsabilidad económica, entre ellos el de Presidente de la Comisión de Finanzas del Senado, encargado a un profesor universitario autor en 2012 de “El ocaso del euro”, acabó por recuperar cerca de dos figuras al dólar, quién sabe si aliviando de paso la presión que desde el dólar están sufriendo las divisas de los países emergentes. Con opiniones divididas entre la comunidad inversora en cuanto
a su continuidad, las emisiones de largo plazo efectuadas en divisas fuertes por países emergentes están padeciendo una fuerte presión vendedora a causa de un fenómeno que tiene un protagonismo cada vez mayor conforme los bancos centrales van reduciendo su papel de grandes compradores de títulos, la falta de liquidez.

Alguno de los recientes fenómenos de “flash crash” que han afectado al mercado de bonos italiano están relacionados más con dificultades de encontrar contrapartida que con la irrupción del HFT (Trading de Alta Frecuencia), y que en el caso de las divisas emergentes, se traduce en ventas en corto de estas divisas como única forma disponible de protegerse contra el descenso de precio de las carteras de bonos. La política amenaza alianzas e instituciones, pero también viejos equilibrios.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Más Actual

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.