El cartero siempre llama dos veces
Ampliar

El cartero siempre llama dos veces

lunes 07 de junio de 2021, 04:39h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Los jueces son un incordio para los políticos, salvo que tengan en la nómina ideológica a algún togado dispuesto a mancharse la túnica con el polvo del camino, frase célebre de un magistrado gallego que aparece como el Guadiana cuando más lo necesita su gente. Pero eso no siempre funciona así porque, aunque la justicia es lenta o a veces yerra e incluso prevarica, es el poder del Estado que más confianza nos ofrece, porque siempre está vigilante para depurar a los miembros de la Institución que trabajan poco, se equivocan mucho o delinquen, algo que no sucede en el poder ejecutivo y en el legislativo, donde esas deficiencias intentan taparse con la complicidad de un silencio indigno.

Esta vez el cartero ha llamado por segunda vez a la puerta de María Dolores de Cospedal, ex Secretaria General del PP en la etapa de Rajoy, para imputarla por su supuesta colaboración en el espionaje de Luis Bárcenas.

Como en política no hay nadie que pueda tirar la primera piedra, aunque hay gente con suficiente desfachatez para hacerlo, me centraré solo en este tema para apoyar a los jueces, porque en estos tiempos de llanto rechinar de dientes solo nos salva la Justicia, que se ha convertido en uno de los bastiones de nuestra débil democracia porque, por primera vez que yo recuerde en muchos años, los otros dos poderes del Estado intentan debilitarla para poder rozar los límites de la prevaricación.

Los políticos por lo general se sienten fuertes porque flotan entre inmunidades y privilegios, pero se olvidan de que el cartero siempre llama dos veces, y la segunda vez es cuando ya no tienen la protección que los amparaba y por eso cuando se jubilan duermen mal, tienen pesadillas y en ocasiones se despiertan sobresaltados.

La línea que no deben pasar los políticos ni ningún ciudadano es la ley – y con esto no estoy poniendo en cuestión la presunción de inocencia de ninguno de los imputados a los que me refiero – pero a veces da la sensación de que se creen inmunes y protegidos por una cierta impunidad, algo que como es falso deberían recordar nuestros gobernantes actuales que juegan con algunos artículos del código penal como si fuese el Monopoli.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios