Bill Hwang, gestor de Archegos Capital.
Ampliar
Bill Hwang, gestor de Archegos Capital.

Bitcoin, archegos y dólar

lunes 19 de abril de 2021, 20:02h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

El control que las monedas digitales permite a los gobiernos es total, de modo que ninguna transacción quedaría fuera de la supervisión gubernamental

Mientras continua el goteo de bancos globales anunciando el enorme impacto sobre sus cuentas de las operaciones con el family office Archegos C.M. con base en EE.UU. y propiedad de la familia de origen coreano Hwang, la exitosa salida a bolsa de la plataforma de criptodivisas Coinbase en medio de un espectacular aumento de precio del bitcoin, que duplica el cotizado al comenzar el año, devuelve el protagonismo en los medios financieros a los derivados como causantes de la crisis de Archegos, y a las monedas digitales, que cada vez atraen mayor atención de los inversores y del público general.

El caso Archegos

El caso Archegos es el de un solo inversor que gestionando un patrimonio estimado en 10.000 millones de capital, hacía operaciones de Equity Swap en el mercado OTC por un tamaño aparentemente prudencial en relación a su base de capital con cada banco, pero al que la ausencia de registro y control centralizado de este tipo de derivados, le permitió celebrar acuerdos con una larga lista de entidades.
El resultado fue una exposición mucho mayor que su capital que ha acabado por atrapar a un importante número de entidades siendo los daños mayores en aquellos que estuvieron menos raudos en liquidar sus posiciones.

Credit Suisse y Nomura aparecen en la lista como los más afectados, -en el caso de la entidad suiza el agujero equivale a sus beneficios de todo 2020- pero son muchas más las entidades que se han visto envueltas en esta crisis.
Nada que por sí solo sea sistémico, pero que genera dudas acerca de cuál será la posición de inversores individuales similares, que seguro que estarán siendo objeto de profunda revisión estos días.

Dificil para la banca…y para el bitcoin

No del todo desvinculado, a esta preocupación de las entidades financieras se añade otra más reciente y que tiene que ver con el desarrollo de las monedas digitales, y no tanto el bitcoin, como las consideradas “soberanas” cuyo desarrollo está vinculado a los principales bancos centrales del mundo. El más avanzado es el del Banco Central de China.

Hay quien se pregunta si este avance de China, estrechamente vigilado por EE.UU. puede ser una amenaza real para el dominio del dólar, pero parece difícil que un solo proyecto aislado tenga capacidad de implantarse globalmente sin estar integrado en un sistema con otros bancos centrales.

El control que este tipo de monedas digitales permite a los gobiernos es total, de modo que ninguna transacción quedaría fuera de la supervisión gubernamental.

Esencialmente una moneda digital tal y como la tienen concebida en el modelo chino, consiste en una aplicación o billetero electrónico a través de la que se realizan todas las transacciones, inicialmente a través de tarjetas de crédito vinculadas que tienen detrás cuentas bancarias, pero que pueden perfectamente ser sustituidas por anotaciones en el banco central haciendo innecesarias las cuentas, base en la que se apoya el sistema financiero actual, y cuyo papel consiste en la captación del ahorro como forma principal de financiación de sus posiciones de activo.

Cuatro de cada cinco pagos en China en 2019 ya se efectuaban a través de medios electrónicos, y la pandemia no ha hecho sino incrementar este uso.

En Europa, es Suecia el país más avanzado en este campo, y los bancos centrales de Japón, Europa y EE.UU. trabajan conjuntamente en sus propias monedas una vez que el proyecto Libra de Facebook ha sido desarmado para vincularlo a divisas existentes.

No será mañana, pero el sistema financiero del futuro, más con, que sin, el liderazgo del dólar, está cada día más próximo, y será difícil para el bitcoin.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios