El Govern procesado por rebelión
Ampliar

El Govern procesado por rebelión

viernes 23 de marzo de 2018, 19:37h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

El juez Pablo Llarena se ha cansado del juego de los independentistas. "De mi no se ríen éstos”, parece que repitió a más de un compañero de judicatura en días pasados y parece que ha cumplido su promesa procesando por rebelión a todo el ex Govern de la Generalitat que, encabezado por Carles Piuigdemont, convocó el referéndum del 1 de octubre, además de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los dos Jordis.

El magistrado que se hizo cargo del proceso judicial arrebatándoselo a la Audiencia Nacional con un talante más dialogante ha acabado por apuntalar a los independentistas al considerar que le engañaron cuando les puso en libertad bajo fianza.

La fuga de Marta Rovira, la única a la que no se le había requisado el pasaporte, empeora además las posibles decisiones del juez Lalrena a la hora de encarcelar o no a los demás dirigentes independentistas que han decidido afrontar a la justicia sin irse de España.

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha decidido procesar a Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y otrs siete miembros del Govern -junto a Forcadell y los dos Jordis- por un delito de rebelión al intentar que Catalunya se separara de España contraviniendo las vías legales.

Los consellers procesados por rebelión son Raül Romeva, Jordi Turull, Joaquim Forn, Clara Ponsatí, Josep Rull, Toni Comín y Dolors Bassa. También ha sido imputada la que fuera diputada y secretaria general de ERC, Marta Rovira que ha decidido emprender “el camino del exilio”. En una carta, la diputada de ERC, que no indica dónde se marcha, asegura que con este “exilio” podrá “recuperar su voz política”

Según Rovira, su marcha es “la única forma de alzarse contra el Gobierno del PP”. Además, apelando también a su condición de madre, comenta que sólo marchando podrá ejercer este papel con su hija. En la carta, por último, pide que “el rencor no se apodere” de los independentistas y que no haya “resentimiento”. Nada más acabar el Pleno del Parlament que rechazó la elección de Jordi Turull, Marta Rovira, Dolors Bassa y Carme Forcadell renunciaron e a su escaño.

El juez Llarena procesa además a otros cinco exconsellers por malversación de caudales públicos y desobediencia: Meritxell Borràs, Lluis Puig, Carles Mundó, Santi Vila y Meritxell Serret. A los exmiembros de la Mesa del Parlament Lluis Corominas, Anna Simó, Ramona Barrufet, Lluis Guinó y Joan Josep Nuet se les acusa de un delito de desobediencia, igual que a Anna Gabriel y Mireia Boya, de la CUP. De los primeros investigados se salvan del procesamiento Marta Pascal, Neus Lloveras y Artur Mas, para quienes se archiva la causa.

Llarena fija también una fianza de responsabilidad civil de 2,1 millones de euros que debe ser presentada de forma solidaria por los 14 ex miembros del Govern procesados. La cuantía sale de los 1,6 millones que estima la investigación de la Guardia Civil que malversó el Govern con el 1-O y el tercio de esa cantidad para asegurar responsabilidades pecuniarias.

Al margen de los pasos que puedan dar los independetistas a partir de ahora solo quedarían dos caminos lógicos '- cosa que hasta ahora ha sido lo contrario- o bien presentar un candidato aceptable pr la justicia y por el Gobierno de Rajoy, o bien dejar transcurrir el plazo legal de dos meses y el 22 de mayo convocar nuevas elecciones 54 días más tarde, es decir el 15 de julio.

Se abre también la posibilidad de que Ezquerra Republicana llegue a un acuerdo con En Comú, de Xavier Domenech, e incluso con el PSC de Iceta para hacer un tripartito que por lo menos devuelva la normalidad a la autonomía catalana.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Más Actual

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.