El presidente del Getafe, Angel Torres, con Florentino Pérez.
Ampliar
El presidente del Getafe, Angel Torres, con Florentino Pérez.

Torres tiene que dejar de imitar a Florentino y mirar a Cerezo

miércoles 26 de mayo de 2021, 03:21h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Con el corazón futbolístico dividido el presidente del Getafe tiene que tomar nota de lo sucedido este año en la Liga Santander. Su modelo, el del Madrid de Florentino ha fracasado de forma rotunda. Quería ganar todo y no ha ganado nada. El Atlético de Cerezo y Simeone, por el contrario, ha conquistado la Liga. Dos formas de entender el futbol y dos Presupuestos que en nada se parecen.

Hace 20 años Angel Torres compró el Getafe, consiguió llevarlo a Primera y que jugara en Europa. Quiso venderlo a unos falsos árabes ricos. No pudo y siguió al frente. Esta temporada ha estado a punto de ver como bajab a Segunda. Apenas tres puntos le han salvado. Llegan las horas de las decisiones difíciles en un equipo que es el que menos goles ha conseguido.

Lo más fácil de cara a la nueva temporada es cambiar de entrenador. Lo van a hacer la mayoría de los dueños y responsables de los clubs que han fracasado en sus objetivos, desde el Barcelona de Joan Laporta con Koeman al Valladolid de Ronaldo Nazario con Sergio, y está por ver lo que hace Florentino Pérez con Zidane.

Con cambio o sin cambio de entrenador todos van a comprar y vender jugadores. Dentro de sus Presupuestos el Getafe necesita dos o tres delanteros que metan goles. Angel, su máximo “artillero” ha conseguido cinco, una cifra raquítica y que explica uno de los problemas básicos que ha tenido José Bordalás. Pase lo que pase el próximo año la gran pregunta que cabe hacerle al presidente del club azulón, al hombre que escuchó a un alcalde como Pedro Castro, a quien ya le habían fallado otros empresarios en sus deseos de tener un equipo de futbol en la élite española de ese deporte, es si tiene ganas de seguir.

El gran ejemplo de Torres, madridista de carnet y corazón, ha sido siempre Florentino Pérez, hasta el punto de haber planteado al Ayuntamiento de Madrid y al de Getafe un cambio en los límites de ambos para poder construir una Ciudad Deportiva como la del Real Madrid, siempre, claro está que le dieran las mismas ayudas que les han dado desde siempre al club blanco y a su gran rival, el Atlético de los hermanos Gil y de Enrique Cerezo. No lo consiguió, los sueños se desvanecieron, la asistencia a los partidos disminuyó y las restricciones de la pandemia terminaron por ahogar las ya de por sí escasas arcas del club.

El apoyo que tuvo en Pedro Castro no se ha mantenido con sus sucesores. Un factor necesario y fácil de comprobar. Basta con mirar en todas las ciudades que cuentan con club de futbol de Primera o Segunda División en su territorio.

Política y balón mantienen una relación de intereses y ayudas mútuas, sea quien sea el propietario de la entidad, sea cual sea el color partidista del alcalde de turno. Siempre hay un palco en el que estrechar manos y siempre la marca del Club, sobre todo si gana y está entre los primeros, ayuda mucho a la hora de buscar patrocinadores, compañeros y socios de viaje.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios