El primer ministro luso Antonio Costa y el ministro de Economía y Turismo, Manuel Caldeira.
Ampliar
El primer ministro luso Antonio Costa y el ministro de Economía y Turismo, Manuel Caldeira.

Portugal gana por la mano a España para recibir turistas británicos

lunes 17 de mayo de 2021, 11:03h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Portugal ha comenzado a recibir turistas británicos tras conseguir convencer tanto a Boris Jonson de que le incluyera en su lista verde como a Ursula von der Leyen para abrir sus fronteras antes que España y el resto de países europeos.

El gobierno luso de Antonio Costa ganó por la mano a todos los demás países europeos del Mediterráneo que compiten con Portugal como destino vacacional de los británicos: España, Francia, Italia y Grecia.

En primer lugar consiguió que el premier Boris Johnson incluyera a Portugal en la lista verde de los territorios a los que podían viajar ya los británicos sin necesidad de cumplir una cuarentena a su vuelta al país.

Posteriormente, Antonio Costa aprovechó que durante este semestre ostenta la Presidencia Europea, un título más bien honorífico, para negociar directamente con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que aceptara que su país abriera sus fronteras dos días antes de que el 19 de mayo la propia UE decida que ya se puede recibir libremente a los británicos que quieran viajar a Europa.

La inclusión de Portugal en la famosa lista verde había desatado la euforia de los turistas británicos que se apresuraron a comprar los billetes para los destinos turísticos lusos, pero su alegría estuvo a punto de convertirse en desesperación cuando se enteraron que la Unión Europea no tenía previsto abrir sus fronteras hasta finales de mayo.

Los medios de comunicación británicos se hicieron eco de la confusión creada por el propio gobierno de Boris Johnson al dar vía libre para ise de vacaciones a Portugal sin advertir al mismo tiempo que el gobierno luso tenía todavía cerradas sus fronteras por culpa del Covid19.

El primer ministro luso, Antonio Costa, negoció entonces con Ursula von der Leyen y en la misma noche del viernes 14 de mayo, sacó una serie de decretos dando por finalizada el estado de alarma y la apertura de fronteras para los países que forman parte de la Unión Europea , los países asociados al espacio Schengen (Liechtenstein, Noruega, Islandia y Suiza) y el Reino Unido. Se exceptúa a Chipre, Croacia, Lituania, Holanda y Suecia, en términos europeos, más Sudáfrica, Brasil e India.

Hoy lunes 17 de mayo sólo por el aeropuerto de Faro, que da servicios a toda la costa del Algarve, llegaron 17 vuelos procedentes del Reino Unido con más de 5.500 turistas, provistas de su correspondientes PCR negativo. Y se espera también que empiecen a llegar los primeros cruceros a los puertos lusos.

El gobierno británico no tiene previsto revisar su lista verde hasta el 7 de junio cuando se espera que pueda incluir a España entre los destinos a donde se pueda viajar sin tener que pasar un confinamiento de diez días a la vuelta. Eso da a Portugal una ventaja de más de tres semanas.

A pesar de las advertencias del ministro de Salud británico, Matt Hancock, recomendando no ir de vacaciones todavía a España parece que muchos turistas han reservado ya sus vuelos y sus hoteles en Canarias o en Baleares, principalmente, dando por supuesto de que se abrirían las fronteras esta misma semana. Incluso hay británicos que creen que a su vuelta al Reino Unido un mes después ya se habrán quitado las medidas restrictivas.

Los hoteleros españoles han presionado al gobierno de Sánchez y principalmente a la ministra de Turismo, Reyes Mate, para que negociara tanto con el Reino Unido como con la Comisión Europea para poder recibir libremente a los turistas británicos, como está haciendo ya Portugal, pero todos los esfuerzos de Madrid han sido en vano hasta ahora.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios