El todavía secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, y el príncipe heredero saudí Mohamed ben Salman.
Ampliar
El todavía secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, y el príncipe heredero saudí Mohamed ben Salman.

Reunión histórica entre Arabia Saudí e Israel

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Los medios de comunicación norteamericanos barajan la idea de que el viaje de Pompeo a Israel y la reunión con Natayahu y el principe Mohammed ben Salman está relacionado con un ataque inmediato a Irán y una forma de presionar al presidente entrante, Joe Biden, para que no retome los acuerdos con los iraníes que hizo Barack Obama.

Según la publicación israelí Ynet, Netanyahu pasó unas horas el domingo por la noche en la ciudad costera saudí de Neom, donde se reunió con el príncipe heredero Mohammed ben Salman y el secretario de Estado Mike Pompeo. Según los informes, Netanyahu viajó con Yossi Cohen, el jefe del Mossad, la agencia de espionaje de Israel, una figura clave en los esfuerzos emergentes para negociar las relaciones diplomáticas con el reino.

Sólo un pequeño círculo sabía de la reunión", dijo un funcionario. “Se mantuvo en un círculo muy pequeño en Israel. Ni el ministro de Relaciones Exteriores ni el ministro de Defensa sabían de la reunión

El príncipe Faisal bin Farhan al-Saud, ministro de Relaciones Exteriores saudí, negó que la reunión tuviera lugar, y sostuvo que "los únicos funcionarios presentes eran estadounidenses y saudíes" durante la reciente visita de Pompeo. En la cumbre dsel G20 que se estaba celebrando en Ryad afirmó, sin embargo, que Arabia Saudí estaba lista para normalizar sus relaciones con Israel pero no sin condiciones.

"Mohammed es cercano al presidente Trump y a Jared Kushner, el yerno y asesor del presidente. Con la derrota de Trump en la reelección, ha aumentado la ansiedad en Arabia Saudita e Israel de que el presidente electo Joe Biden revertirá las políticas de línea dura de Trump contra Irán y buscará reactivar la participación de Washington en el acuerdo nuclear de Irán negociado durante la administración de Obama y aún reconocido por Europa y otros aliados", afirma el Washington Post.

Los periódicos norteamericanos señalan que ha aumentado la especulación de que la administración Trump se estaba preparando para una acción militar contra las instalaciones nucleares de Irán en sus últimos días. Algunos consideraron la aparente visita de Netanyahu al reino y la presencia de Pompeo como una prueba más de que era posible un ataque.

El presidente saliente, Donald Trump, ha impulsado los denominados Acuerdos de Abraham, por los que tres países árabes han normalizado relaciones con Israel en los últimos tiempos, rompiendo el consenso árabe existente hasta ahora que implicaba que no se reconocería a Israel ni se establecerían relaciones oficiales mientras no haya un acuerdo de paz y un Estado palestino.

Según la web Atalayar, cuando se anunció la decisión de Emiratos de establecer relaciones con Israel, un terremoto diplomático, Riad evitó pronunciarse en contra de la misma, a pesar de que los palestinos denunciaron el paso como una "traición". Además, Arabia Saudí permitió el uso de su espacio aéreo para los vuelos entre Emiratos e Israel, que hasta entonces tenía vetado usarlo. Baréin siguió rápidamente a Abu Dhabi y Sudán anunció un mes después que también lo haría.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios