www.masactual.com
Errejón inventa el centro de la izquierda
Ampliar

Errejón inventa el centro de la izquierda

lunes 23 de septiembre de 2019, 17:51h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Sin ningún misterio que desvelar y sin ningún programa propio que ofrecer, Iñigo Errejón ha preferido quedarse en la sombra durante 48 horas, las que necesita su equipo en la Comunidad de Madrid para “elegir “ al líder. Para no atacar al PSOE, ni a Podemos han encontrado la clave de su estrategia: son el centro de la izquierda.

El invento no es nuevo, ni original, pero a falta de otros argumentos, les sirve. Fracasadas las negociaciones para un gobierno progresista en España y para evitar la abstención que podrían sufrir el PSOE y Podemos, ellos se presentan para que esos votos que se podían perder al quedarse en su casa los desencantados ciudadados que se consideran progrfesistas, tengán unas siglas en las que encontrar remedio y consuelo.

El círculo de confianza de la ex alcaldesa de Madrid, aquellos que decidieron que su sillón era más importante que la democracia desde la base que habían defendido cuando aún no habían probado las mieles del poder, han dirigido una asamblea del movimiento Más Madrid para aprobar lo que se sabía que iban a aprobar dese hace meses: se presentarán a las elecciones del 10N. Trescientas personas convocadas para vestir la decisión.

Sin Manuela Carmena, que se resiste a encabezar lista alguna, y sin Iñigo Errejón,que prefiere que le llamen dentro de unos días como líder para enfrentarse a Pablo Iglesias en las listas de la autonomía madrileña, los antiguos podemitas Rita Maestre, Jorge Moruno y Guillermo Zapata, y la ex de Izquierda Unida, Inés Sabanés, no han dudado en afirmar que son la salvación de la izquierda frente a la amenaza de la derecha.

Se olvidan de lo ocurrido el 28 de abril y sobre todo lo que sucedió en Andalucía, en Valencia y en Galicia. Sobre todo en ésta última y en Madrid, su territorio. Desde el que desean ofrecer pactos electorales a otras “confluencias” que se presentaron dentro del bloque de Unidas Podemos.

Los ex-compañeros de Universidad, los ex fundadores de Podemos, los dos dirigentes que estaban condenados a enfrentarse para cumplir con el guión de todas las historias habidas y por haber en los binomios políticos, van a disputar su primer combate cuerpo a cuerpo desde que Iglesias venciera a Errejón en Vistalegre II.

Detrás de ambos aparecen las sombras alargadas de Irene Montero y Rita Maestre. Con cuentas que ajustar entre ambas, y entrre los equipos que han ahondado en las diferencias entre Iñigo y Pablo, las consecuencias en votos y escaños que puedan obtener son difíciles de medir. El primer perjudicado por la posible división entre los electores será Podemos, pero también lo será el PSOE si desde Más Madrid consiguen trasladar a los votantes de izquierda que optaron por Podemos en abril que antes de “ llegar” al PSOE pueden quedarse en ese nuevo territorio.

Desde el otro lado del escenario y tras las buenas noticias que le llueven desde las encuestas, Pablo Casado puede estar muy contento. Ningún voto de las izquierdas divididas iba a parar al Partido Popular, y la fragmentación en las urnas de esa otra mitad del electorado, “pasada” por la Ley D´Hont, puede darle algún escaño más con el que no contaba. Justo el objetivo contrario del que dicen tener Errejón y los suyos.

Habrá que esperar a los movimientos de Teresa Rodríguez, Mónica Oltra y Ada Colau para ver si los políticos madrileños que se desgajaron de Podemos tienen futuro o se quedarán en simples peones de la partida de ajedrez que empezaron a jugar Pedro Sánchez y Pablo Casado hace unos meses.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Más Actual

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.