www.masactual.com
Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

martes 03 de septiembre de 2019, 05:53h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Lo sentimos, pero ni diez minutos de cortesía. Al regresar tras el oficioso fin del verano en el hemisferio norte, nos recibe un mundo muy lejos de haberse concedido tregua alguna. Para comenzar, tenemos al dólar más fuerte frente al euro en más de dos años (desde mayo de 2017), la entrada en vigor parcial de la cuarta ronda de aranceles en EE.UU. a productos chinos de consumo (calzado y auriculares entre otros) que se anunció el 1 de agosto por valor de 300 mil millones, y que durante el mes se agravó hasta el 15% cuando había amenazado con un 10%. Lo mismo se hizo con aranceles ya en vigor subiéndolos al 30% desde el 25%, afectando a productos por 250 mil millones.

Este agravamiento se argumenta como respuesta a otra de las noticias destacadas de agosto y que puede considerarse el inicio oficioso de la “guerra de divisas”, la depreciación del yuan acelerada por China a partir del 1 de agosto y que acumula ya más de un 4% en el mes. Hay que ir hasta principios de 2008 para encontrar el yuan en los 7.15 que está ahora. Antes de que China empezase la flotación sucia de su moneda en 2005, un dólar compraba 8.27 yuanes. Claro que entonces su PIB era de 1.84 billones y ahora se acerca a los 12 billones, pero ya a velocidad muy decreciente. Y es que agosto ha sido un mes muy malo para China, con indicadores que anuncian contracción y donde el atracón fiscal y de crédito del pasado no deja lugar a más que a seguir depreciando la moneda. Por no referirnos en el plano político a Hong Kong, donde la escalada de protestas continúa, y con difícil arreglo.

Esta depreciación dirigida del yuan está arrastrando a muchas otras divisas emergentes, al margen de que cada una cargue con su propia cruz. Argentina no necesita la excusa de China; se basta sola. Los argentinos ya empiezan a no poder acceder a algunos de sus fondos de modo que ya tenemos en ciernes el corralito. “El principio del fin” titulaba elocuente un informe de BNP. El peso se ha depreciado un 40% este mes, de modo que cabe imaginar lo que va a pasar con la inflación y cómo reaccionará la población. Efectivamente es el principio. En la renegociación de la deuda argentina con el FMI estuvo directamente involucrada la que será en breve Presidenta del BCE, de modo que la perseguirá esta historia. Algunos muertos más tiene en el armario que pueden darle noches con pesadillas. Queda poco espacio para todo lo que habría que sumar. Seleccionemos lo destacado. Como los indicadores de crecimiento continúan deteriorándose globalmente, las materias primas no suben. Bajan todas menos el oro, lo que ya es un síntoma, aunque siempre hay una excepción. Este verano ha sido el níquel. Entre julio y agosto ha subido ¡un 45%! Solo el viernes pasado un 8%. Indonesia, principal productor de un metal básico para la producción de acero y para un “futuro eléctrico”, anuncia una suspensión anticipada de las exportaciones con el argumento de que en lugar de vender sus metales es mejor reservarlos para desarrollar su propia industria. Alguien tenía buenas fuentes, porque poco antes había firmado un contrato de 600 mil Tm cuando la producción mundial apenas supera los 2 millones.

Habría que hablar de Italia y su posible 67 gobierno desde la IIGM sin que eso haya dado un respiro al euro, de Reino Unido y la suspensión del Parlamento con el viaje de ida y vuelta de la libra, del No Gobierno en España, que según se apunta pretende revisar previsiones de crecimiento ¡al alza! Por poner un final, habría que decir lo que opina Trump sobre el dólar, pero mejor leerlo en Twitter, que es desde donde ahora se mueve el mundo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Más Actual

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.