Arenas hace ganadora a Soraya y Cospedal puede hacer a Casado presidente
Ampliar

Arenas hace ganadora a Soraya y Cospedal puede hacer a Casado presidente

viernes 06 de julio de 2018, 16:15h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

La primera de las batallas en el interior del Partido Popular ya tiene una ganadora: Soraya Sáenz de Santamaría ( 21.503 votos ), con mil quinientos votos de diferencia sobre el segundo, Pablo Casado ( 19.907 votos). Una diferencia tan exigua ( un 2,5% de un total de 58.305 votos ) que el resultado final, tras la segunda de las batallas, la que tendrá lugar en el Congreso extraordinario de los días 20 y 21 de este mismo mes, puede hacer que el presidente del partido y candidato a las futuras elecciones generales sea Pablo Casado.

La gran derrotada es, sin duda, María Dolores Cospedal ( 15.090 votos ) y todos aquellos que la han votado, van a tener en sus manos la elección definitiva. Y es más que probable, es más que seguro que harán todo lo posible para que la ex vicepresidenta, su gran enemiga, no se haga , con el triunfo y el liderazgo del centro-derecha. Si sus compromisarios, los que han sido elegidos en este día 5 y aquellos que son natos en razón de su cargo, siguen sus instrucciones, el vencedor del Congreso será el actual vicesecretario y portavoz.

Detrás de la victoria de Santamaría - basada sobre todo en sus triunfos en Andalucía, Valencia, Castilla y León y La Rioja- aparece la “sabiduría” del incombustible Javier Arenas. Ha sido él, junto al coordinador Martínez Maillo, los que han apoyado sin fisuras a la antigua número dos del gobierno Rajoy. Solo hay que ver la distribución de los votos por autonomías y provincias para comprobarlo.

Casado ha ganado con una gran diferencia en Madrid. Lo ha hecho en Cataluña y Baleares, mientras que Cospedal se ha tenido que conformar con buenos segundos puestos en algunas provincias y con su victoria en su propio territorio de Castilla las Mancha, Asturias y Galicia, región en la que puede haber tenido el apoyo de Núñez Feijóo.

No parece que pueda haber un pacto entre los dos finalistas, por más llamadas a una candidatura conjunta que evite la votación de los compromisarios. Puede quererlo Santamaría pero no Casado, que es consciente de que, pese a ser el segundo, la diferencia entre ellos es tan pequeña que con el apoyo de Cospedal tiene asegurada la victoria. De ser así, las dos mujeres que a lo largo de seis años han sido las dos manos de Mariano Rajoy para dirigir el gobierno y el partido, se habrían desgastado tanto en su peculiar y particular guerra que han terminado por dejar el camino libre al tercero en discordia. La diferencia entre ellas, de seis mil quinientos votos tiene un explicación sencilla y directa: Andalucia, la tierra en la que Javier Arenas se mueve como pez en el agua.

Por colocar al resto de los protagonistas en el escenario, también hay que tener en cuenta la especial inquina que el también candidato derrotado y ex-ministro de Exteriores, García Margallo ( 680 votos ), siempre se ha mostrado muy crítico contra la exvicepresdienta y que sus seguidores pueden”reforzar” la posición congresual de Pablo Casado.

De cumplirse esas expectativas, ¿sería el ganador del Congreso el candidato que se enfrentara a Pedro Sánchez ?. Si, salvo que aparezcan situaciones externas que debiliten a Casado y puedan dejarle fuera de esa carrera. Recordar que están abiertas investigaciones judiciales sobre su historia universitaria que de llegar a convertirse en imputaciones directas como investigado pueden, a lo largo de los próximos dos años, en una rémora para sus ambiciones.

Soraya Sáenz de Santamaría puede y debe sentirse orgullosa. Ha ganado la votación “popular” de sus compañeros de partido, demostrando que su imagen como gobernante y su campaña - junto con los apoyos precisos de destacados compañeros - responde a lo que han señalando las encuestas generales sobre su imagen entre el resto de la ciudadanía.

Pablo Casado se lanzó a la batalla, consiguió más avales que ninguno de sus rivales y con sus casi veinte mil votos, más los quince mil de Cospedal - de trasladarse a los compromisarios - tendría un colchón de más de 20 puntos sobre Santamaría.

Cospedal puede repetir la frase histórica de Felipe González cuando perdió en 1996 frente a José María Aznar. Ha tenido una derrota que puede ser una “feliz derrota” si con lo conseguido cierra la puerta de la presidencia del PP a su compañera y enemiga.

Ya sabemos quien no va a ser presidenta/e del Partido Popular. Queda en el aire quién sí lo va a ser. Y queda aún más en el aire quién liderará las listas para los comicios generales. Quince días para la primera de las respuestas. Y un máximo de dos años para conocer la segunda. Por medio están las listas de las municipales, autonómicas y europeas de junio de 2019. Unas listas que van a ser negociadas desde esteos mismos momentos y que estarán sobre la mesa de la negociación para los días 20 y 21.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Más Actual

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.