Madrid y Barça: dos gigantes con pies de barro
Ampliar

Madrid y Barça: dos gigantes con pies de barro

viernes 01 de octubre de 2021, 01:54h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Fueron gigantes en España y en Europa. Ya no lo son y puede que tarden mucho en volver a serlo. Tal vez nunca si vemos a los equipos franceses e ingleses cargados de petrodólares en sus cuentas corrientes. Real Madrid y Barcelona llevan años en un lento e imparable declive pese a las Copas de Europa del primero.
Tuvieron delirios de grandeza uno y otros presidentes. Más los tres del Barcelona, para volver a Laporta, que el Madrid de Florentino. Ficharon a diestro y siniestrado, sin importar el dinero. Cristiano, Messi, Benzema, Neymar, Suarez, Bale… y así hasta la ruina administrativa.
La culpa de los dos últimos desastres se la echaran a los entrenadores. Pobre Koeman, pobre Ancelotti. El blaugrana no se ha ido o le han echado por un problema de dinero cuando las arcas tienen telarañas. El blanco lleva mal camino y o hay mejora o pagará también el cero de títulos del último Zidane.

Ni Florentino, ni Laporta son capaces de cambiar. Lo llevan en el ADN. Necesitan mandar e intervenir, por mucho que presuman de delegar en sus segundos futbolísticos que no empresariales. Los malos resultados en el campo, los malos planteamientos estratégicos de los entrenadores, la falta de intensidad de los jugadores, todo termina en la cabeza de los dos clubs. Los errores se corrigen, no se repiten hasta el desastre final.

Los seguidores y sobre todo los socios son capaces de perdonar y olvidar con un simple caramelo de victoria. Su memoria es frágil. Necesitan que su club triunfe para poder presumir, siquiera de un titulo de Copa, el mínimo de los mínimos cuando los Presupuestos superan con mucho al resto de los adversarios.

Los dos gigantes del futbol español ya han enseñado al resto que tienen los pies de barro, dentro del Bernabéu y del Nou Camp. Sus responsables deben rendir cuentas a sus seguidores, sin maquillar la mala situación que con la temporada muy en el inicio indica que puede terminar muy mal.

Obras son amores y no buenas razones “, dice uno de los refranes más usados en nuestro país. El Barcelona perdió de forma humillante ante el Benfica. Lo del Real fue peor: perdió en Madrid ante un Sheriff que por no tener no tiene ni país reconocido como tal. Europa se pone cuesta arriba y sin Europa todo lo demás no importa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios