Yolanda Díaz en la Fiesta del centenario del PCE.
Ampliar
Yolanda Díaz en la Fiesta del centenario del PCE.

IU y PCE tratan de retomar las riendas de la izquierda

Por Rafael Gómez Parra
lunes 27 de septiembre de 2021, 07:19h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

La modesta celebración del centenario de la fundación del PCE en el municipio madrileño de Rivas Vaciamadrid ha servido para visualizar como los dirigentes comunistas se preparan para tomar el liderazgo de Unidas Podemos, abandonada por Pablo Iglesias. Yolanda Díaz coge así el testigo que tuvieron antes Julio Anguita o Gaspar Llamazares.

Cuando Pablo Iglesias fundó Podemos uno de sus objetivos era acabar con una Izquierda Unida cuyos dirigentes, según afirmaba, hacían grandes discursos revolucionarios pero que luego todo quedaba en nada, más preocupados sus dirigentes por mantener sus puestos que por aumentar su presencia política. Ahora tras su marcha, la dirección de la izquierda española parece que vuelve a manos de los líderes comunistas con una Yolanda Díaz que dejó IU hace dos años y que no es militante de Podemos.

Y todo con el visto bueno de Iglesias que sigue apostando por la ministra de Trabajo por encima de sus antiguas compañeras de Podemos, Ione Belarra y su propia compañera, Irene Montero. La apuesta parece clara: sin poder todo es ilusión y para tener poder hay que estar en el gobierno como sea.

Con este objetivo, el discurso de Yolanda Díaz en la fiesta del PCE -apoyada por los dos líderes sindicales de CC.OO. y de UGT- vuelve a a la línea clásica de IU con alusiones a un proyecto “que tiene que hacer del amor el centro de actuación, un proyecto a favor y que arrincone el odio, un proyecto en el que necesitamos todas las manos, todos los corazones y todas las mentes”, pero con pocas cosas concretas, como una alusión a la derogación de la reforma laboral de Rajoy, la decisión de acabar con los “salarios de mierda” o la necesidad de subir los impuestos a los más ricos.

La ministra de Trabajo cuenta con el apoyo del secretario general de PCE, Enrique Santiago, que es a su vez el número dos de Ione Belarra en el Ministerio de Derechos Sociales, y no va tener ningún problema con el coordinador de IU, Alberto Garzón, que cada vez es más un cero a la izquierda.

Mientras dure el gobierno de coalición en Unidas Podemos no se va a mover nadie a pesar de las críticas que reciben de sus militantes, como se ha podido comprobar en la decisión final de no organizar ninguna protesta popular contra la subida de la luz, cosa que la propia Yolanda Díaz se apresuró a parar cuando surgieron las primeras amenazas de organizarlas por parte de sus simpatizantes.

Yolanda Díaz es la izquierda que no molesta y Pedro Sánchez está contento con el cambio provocado en la dirección de Unidas Podemos tras la huida de Pablo Iglesias que quiere copiar el papel que adoptó su compañero Juan Carlos Monedero, que se marchó para tener la libertad de decir lo que quiera sim implicar directamente a su partido.

El futuro de Unidas Podemos depende de lo que dure el gobierno de coalición y, sobre todo, del resultado que obtenga en las próximas elecciones generales. Asegurar una nueva legislatura en la Moncloa es vital y eso es lo que tiene que conseguir a toda costa Yolanda Dáz, sin que podamos descartar, como ocurrió en anteriores ocasiones, que la ministra decida fichar por el PSOE.

Si Podemos e IU no entraran en el próximo gobierno toda la estrategia de Iglesias se vendría abajo y lo más seguro es que el partido volviese a la senda de Izquierda Unida, con las consabidas peleas internas para conseguir una puesto de salida seguro que les asegure un cargo público.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios