Casado levanta el brazo de Ayuso en el comienzo de la campaña electoral en Madrid.
Ampliar
Casado levanta el brazo de Ayuso en el comienzo de la campaña electoral en Madrid.

El tsunami Ayuso que llegará a toda España

martes 27 de abril de 2021, 22:44h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Si Madrid es el epicentro - que lo es - de todo lo bueno y malo que ocurre en España, el tsunami que va a provocar Isabel Díaz Ayuso con su segura victoria y doblando en escaños al PSOE va a afectar a la política y estabilidad gubernamental en todas las autonomías.

De la misma forma que las olas gigantes arrasan con todo lo que encuentran a su paso, la presidenta que perdió hace dos años en las urnas y consiguió gobernar por el apoyo de Ciudadanos y Vox, va a ser la responsable directa de la espectacular recuperación del Partido Popular en la Comunidad de Madrid. Es aquí donde el tambaleante centro político que quería y quiere representar el partido de Inés Arrimadas y Edmundo Bal va a ser barrido tal y como aseguran la mayoría de las encuestas.

El primer territorio afectado va a ser Cataluña. En esa Comunidad los independentistas de Puigdemont y Junqueras, desde el voluntario exilio de Bruselas y desde la carcel de Lladoneras, intentan cerrar un acuerdo de gobierno que evite la repitición de otras elecciones. Pere Aragonés, el presidente en funciones, y el resto de los suyos temen que una vuelta a las urnas tras lo que parece inevitable que suceda en Madrid les afecte de forma directa.
Ayuso va a facilitar, de forma indirecta, esa coalición gubernamental en Barcelona y va a ahondar en la crisis del socialismo, con un ex ministro como Salvador Illa condenado a ejercer la oposición desde el Parlament, por lo menos hasta que se celebren nuevas elecciones generales, ocasión que podría “rescatarle” para encabezar la futura lista del PSC para el Congreso.

El segundo territorio al que llegará el tsunami madrileño es Andalucía. Allí, desde el gobierno de Moreno Bonilla ya se han preparado firmando un acuerdo fiscal entre las tres fuerzas que lo sostienen, el PP, Ciudadanos y Vox.

Pese a las buenas relaciones que existen entre Moreno y Juan Marín, el lider de C´s la tentación de aprovechar la ola que llegará desde la capital del Reino, en unos momentos en los que el socialismo andaluz se debate entre el liderazgo de la ex presidenta Susana Díaz y el del alcalde sevillano, Juan Espadas, este último apoyado por Pedro Sánchez desde Moncloa.

No serán los únicos. Ante el retraso en la llegada de las ayudas europeas y las posibles correcciones de Bruselas al Plan de Recuperación español, que llevará a más ajustes sociales, una victoria para el PP de Pablo Casado como la que se anuncia en la Comunidad de Madrid, puede obligar a Sánchez a convocar elecciones generales para evitar el progresivo deterioro del PSOE en el conjunto de la sociedad.

Los tres procesos serían las consecuencias externas debidas a Díaz Ayuso, a la desaparición electoral de Ciudadanos y al cambio de liderazgos en el “universo del 15M”, hasta ahora con Pablo Iglesias al frente y con Iñigo Errejón en la trastienda pero que va a cambiar de forma radical - pase lo que pase al final el 4M - con dos mujeres al frente de lo que ha significado hasta ahora Podemos, tanto en su coalición con Izquierda Unida como en su división en Más Madrid.

Tanto Mónica Garcia como Yolanda Díaz representan otras formas de entender y hacer la política, y sobre todo dos imágenes que rompen con los estereotipos de los enfrentamientos entre derechas e izquierdas en España. No deja de ser todo un avance para los próximos años que en Madrid y desde Madrid el componente diferenciador al frente de las direcciones políticas sean las dos anteriores junto a Isabel Díaz Ayuso y Rocio Monasterio.

Las cuatro ya están muy por encima de lo que representó hace unos años Inés Arrimadas, se escoja a la dirigente que ganó en las urnas al independentismo catalán o a la que no tuvo más remedio que asumir la dirección de Ciudadanos tras la saga-fuga de Albert Rivera.

De lo más probable a lo que hasta la misma noche del 4 de mayo será posible: que Ayuso gane con mucha comodidad pero que la suma de escaños que consiga con Monasterio no llegue a los 69 necesarios para mantenerse en el sillón de mando de la Puerta del Sol.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios