Tumbas abiertas en Nueva Delhi para acoger a las víctimas del coronavirus.
Ampliar
Tumbas abiertas en Nueva Delhi para acoger a las víctimas del coronavirus.

La tragedia del Covid en la India

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Por Marta G.Galán

Las imágenes que llegan de la India con tumbas abiertas por doquier para enterrar a los más de 180.000 muertos por coronavirus impresionan al mundo y demuestran la tragedia que están viviendo el segundo país más habitado del mundo.

En un país de más de 1.400 millones de habitantes todo ocurre a lo grande y a pesar de que, por ejemplo, el índice de muertos por cada cien mil habitantes es del 1,3 por debajo del 1,66 que sufrimos en España, la tragedia es devastadora, solo comparable a las guerras del siglo XX.

“Los casos de coronavirus en el país están aumentando tan rápidamente que el aumento parece casi vertical, infectando a familias enteras y a hospitales abrumadores “, apuntaba el Washington Post.

Por hacer comparaciones, la India tiene además una densidad de cerca de 400 habitantes por Km2 frente a los 100 que viven en nuestro país, por ejemplo. Todo allí es a escala continental, lo mismo que ocurre en China (1.400 millones de habitantes y una densidad de 140 por km2), muy por encima de otros grandes países como Estados Unidos (320 millones), Indonesia (270 millones ), Pakistán (217), Brasil (211) o Nigeria (200).

Eso hace que los 35 millones de vacunados ya en la India parezcan una gota de agua en un océano inmenso y que, en cambio, los más de 15 millones de casos de contagiados con 274.000 casos nuevos diarios, se hagan inmensos.

Se da además la circunstancia de que La India es uno de los principales países productores de la vacuna de AstraZeneca. Hasta 2,4 millones de dosis diarias fabrica el Serum Institute de India en su mayor parte destinadas a la exportación lo que ha obligado al gobierno indio a retener parte de ellas para inmunizar más rápidamente a su población.

Hasta ahora las sanidad india ha estado inyectando la vacuna de la farmacéutica india Bharat Biotech, que introduce que introduce virus muertos en el cuerpo para desencadenar una respuesta inmune.

Las autoridades de la capital Nueva Delhi han decretado un confinamiento de seis días ante el repunte de los contagios y el primer ministro británico Boris Johnson ha cancelado su visita a India por la situación de la pandemia

El número d contagios diarios se acerca a los 274.000, con lo que supera el umbral de los 15 millones contagios, en medio de un repunte que ha hecho saltar las alarmas de las autoridades.

El Ministerio de Sanidad indio ha confirmado a través de su cuenta en la red social Twitter que durante las últimas 24 horas se han notificado 273.810 casos y 1.619 muertos, lo que eleva los totales a 15.061.919 y 178.769, respectivamente, desde el inicio de la pandemia.

Asimismo, ha manifestado que en estos momentos hay 1.919.329 casos activos, 128.013 más que el día anterior, mientras que 12.953.821 personas se han recuperado de la COVID-19, incluidas 144.178 durante el último día.

"El sistema sanitario de Nueva Delhi está en un punto de no retorno. No diré que ha colapsado, pero la situación es bastante crítica", ha dicho el ministro principal de Delhi, Arvind Kejriual, que hasta ahora se había negado a decretar ningún confinamiento..

El propio primer ministro indio, Narendra Modi, ha sido objeto de críticas por celebrar actos públicos a pesar del drástico repunte de los casos, incluido uno el sábado en el que no portó mascarilla. "India derrotó a la COVID-19 el año pasado e India puede hacerlo de nuevo", dijo horas más tarde.

El ministro principal de Maharashtra, Udhav Zackeray, afirmó que estaba intentando contactar con Modi para abordar la falta de oxígeno y medicamentos en el estado para tratar a los pacientes, si bien se le notificó que estaba ocupado con los actos públicos. El estado, donde se encuentra Bombay, sigue figurando como el epicentro del repunte, con cerca de 69.000 contagios y más de 500 muertos.

Por su parte, el ministro principal de Punyab, Amarinder Singh, ha cargado contra el primer ministro por el envío de dosis a otros países mientras que la sanidad india solo ha podido inocular 123 millones de dosis, suficientes para dar las dos necesarias al 1,2 por ciento de los 1.380 millones de personas que viven en India.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios