Joe Biden y Benjamín Netanyahu.
Ampliar
Joe Biden y Benjamín Netanyahu.

Irán acusa a Israel de torpedear sus negociaciones con Biden

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Por Marta G.Galán

Las autoridades iraníes están convencidas que los últimos ataques y sabotajes a sus plantas nucleares son obra de Isarel que quiere impedir a toda costa que el nuevo presidente norteamericano Joe Biden reanude el pacto antinuclear realizado por Obama y que que Donald Trump echó abajo imponiendo de nuevo severas restricciones comerciales y económicas al país asiático.

Un corte del suministro eléctrico en la planta nuclear de Natanz, a 250 km al sur de la capital iraní, Teherán, pocas horas después de que Irán anunciase que había puesto en marcha 164 nuevas centrifugadoras en la central, fue calificado por las autoridades iraníes como un “acto de terrorismo nuclear” atribuido a Israel.

El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Javad Zarif, ha señalado directamente a altos funcionarios israelíes a los que acusa de “impedir los esfuerzos multilaterales para restaurar el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), que llevaría a levantar las sanciones de Estados Unidos a Irán”.

Unos días antes. Habían tenido lugar en Viena una reunión entre Irán y los otros países firmantes del pacto (Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania), a la que no asistió ningún representante norteamericano ya que Biden ha preferido iniciar contactos indirectos entre Washington y Teherán a través de intermediarios, a la espera de encontrar unba solución que satisfaga a los dos contendientes.

La planta de Natanz sufrió, el pasado mes de julio otra explosión que provocó una gran destrucción de equipo y que se relacionó nuevamente con los israelíes. Una fuente de un servicio de inteligencia de Oriente Medio consultada por The New York Times confirmó que esta se produjo a causa de la colocación por parte de Israel de “una poderosa bomba”. Además, el presidente iraní, Hasán Rohaní, también acusó a Israel de asesinar el pasado 27 de noviembre de 2020 a Mohsen Fakhrizadeh, uno de los “padres” del programa nuclear iraní.

Israel lleva años intentando que Estados Unidos ataque a Irán y varios presidentes estuadiaron la posibilidad de hacerlo e incluso lo anunciaron, como Bush y Obama, pero finalmente desistieron de ellos por las graves consecuencias que eso tendría para el propio país atacante.

Los sabotajes a las centrales nucleares no han sido los únicos incidentes en los que se ha visto la mano israelí, como el ataque producido el 7 de abril contra un barco iraní en el Mar Rojo. Israel se siente fuerte después de que los Emiratos Arabes y la propia Arabia Saudí aceptaran el plan de Trump para cerrar filas entre árabes y hudíos frente a los chiís iraníes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios