El presidente asesinado Jovenal Moise.
El presidente asesinado Jovenal Moise.

Haití: confusión sobre los jefes del magnicidio

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Por Marta G.Galán

La rápida detención de los mercenarios, más de veinte, que atacaron la casa del presidente de Haiti y le asesinaron, en vez de ayudar a esclarecer los hechos, los están enredando aún más, hasta el punto de que nadie se cree la versión dada por la policía, achacando el golpe a un jubilado que habría llegado en avión a Haití, desde Miami, acompañado de gran parte de los atacantes.

La policía insiste en que Christian Emmanuel Sanon, de 63 años, planeaba asumir la presidencia y contrató en una agencia norteamericana ubicada en Doral (Miami-Dade), dirigida por un exiliado venezolano, a los hombres involucrados en el ataque a Jovenel Moïse, presentándoles como su equipo de seguridad.

Sanon, que en 2011, hace diez años, publicó algunos vídeos atacando a la corrupta clase política de Haití, presentándose como el salvador, aterrizó en Haití en un avión privado a principios de junio con "objetivos políticos", dijo a los periodistas el jefe de policía de Haití, Léon Charles.

Sanon, que nació en Marigot (al sureste de Haití) y vivía en Brandon, cerca de Tampa (Florida), es presidente de una organización llamada Haití Rome. Poco más se sabe de él ni de la empresa de seguridad CTU, dirigida por el venezolano Antonio Intriago.

Hasta ahora las únicas pruebas presentadas por la policía contra Sanon fueron las encontradas en el registro de su casa: un alijo de municiones que incluía alrededor de 20 cajas de balas de 9 mm y 12 mm, seis pistoleras, dos autos y placas de la República Dominicana, así como . una placa de la Administración de Control de Drogas de EE. UU.

Otros dos haitiano- estadounidenses, que al parecer trabajaban como intérpretes de los mercenarios han sido también detenidos, sin que se sepa su grado de implicación.

Para complicar más las cosas, Yenny Capador, hermana del colombiano que murió en la operación policial tras el magnicidio, afirmó que hermano era una persona honrada que había sido contratado como guardaespaldas de gente importante en República Dominicana.

Otra pista que maneja por su cuenta el director de la Policía Nacional de Colombia, Jorge Luis Vargas, es la posible vinculación del jefe de seguridad del palacio presidencial de Haití, Dimitri Hérard, que hizo varios viajes a Bogotá, a Ecuador, Panamá y República Dominicana entre enero y finales de mayo. Su presunta implicación explicaría el por qué la guardia presidencial no abortó el ataque de los mercenarios que se presentarn como hombres de la agencia contra la Droga norteamericana.,

Altos funcionarios del FBI y del Departamento de Seguridad Nacional llegaron a Haití el para discutir cómo podría ayudar Estados Unidos después del asesinato de Moïse.

El líder de “Familia y Aliados del G9”, la banda más poderosa Puerto Príncipe, Jimmy "Barbecue" Cherizier, llamó a sus seguidores a las calles para exigir "justicia contra este cobarde asesinato perpetrado por mercenarios extranjeros en el país". Y en un mensaje de video, pidió a otros líderes de pandillas que se unieran a él. Al parecer Cherizier mantenía vínculos con el asesinado presidente.

Al mismo tiempo, hasta cuatro hombres reclaman el liderazgo del gobierno: el primer ministro interino Claude Joseph,; Ariel Henry, un neurocirujano a quien Moïse nombró primer ministro dos días antes de su muerte; Joseph Lambert, nombrado líder del Senado, y el juez del Tribunal Supremo Josep Mécène Jean-Louis,.

La Casa Blanca, que apoya a Claude Josep, quiere que éste prometa celebrar elecciones para septiembre, pero eso parece imposible mientras las pandillas manden en las calles.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios