Natal, un paraíso en la tierra

Natal, un paraíso en la tierra

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Natal es una ciudad ubicada en el noreste brasilero, capital del estado de Rio Grande do Norte en Brasil en América del Sur. Está también a 80 kilómetros de Pipa, otra ciudad turística de la costa brasilera.Está considerada una de las ciudades más seguras de Brasil y su población es de unos 780.000 habitantes estables.
Natal es la ciudad más soleada de Brasil: el sol brilla todo el año, en un verano interminable. La “Ciudad del Sol”, como se la conoce, es la capital de Rio Grande do Norte y se ubica en la punta del nordeste, oficiando como el puerto de entrada del turismo en la región. Las razones son muchas: grandes dunas, mar tibio y puro, noche animada, fiestas tradicionales, construcciones históricas, vegetación tropical, servicios turísticos de primer nivel… Natal es un destino perfecto para jóvenes, parejas y familias que buscan costa, diversión y distensión.

Descubriendo Natal


Playas: Tradicionalmente, las playas más visitadas eran las céntricas del norte de la ciudad (Praia do Meio y Praia dos Artistas), pero hoy el punto más popular es Ponta Negra, 12 kilómetros al sur, donde también se vive la mejor noche de Natal. La lista de playas incluye otros lindos lugares como Cotovelo, Praia do Forte y Morro do Careca. Y quienes quieren viajar un poco para conocer verdaderos paraísos, están las famosas Tibau do Sul y Pipa, a 80 kilómetros de Natal.

Dunas de Genipabu: A 20 kilómetros del centro, este parque ecológico es quizás la carta de identidad de Natal: impresionantes dunas blancas semi-cubiertas de flora nativa, con el mar y las lagunas de Genipabu como telón de fondo. En definitiva, un desierto costero lleno de oasis.


El clásico del lugar son los paseos en los buggys, subiendo y bajando por las colinas de arena. Si te gusta la emoción, no dudes en pedirle un paseo de adrenalina al conductor. Un consejo: no olvides los lentes negros; el viento y el sol son implacables en lo alto de las dunas, casi tanto como la belleza del panorama. Por supuesto, los más deportistas aman descender en sandboard y skibunda. Y para alcanzar el súmmum de lo exótico, hasta puedes dar un paseo en dromedario.

Fuerte de los Reyes Magos: Monumento histórico y fundacional de Natal (construido por los portugueses en 1598), situado sobre la Praia do Forte, en la desembocadura del Río Pontengi. Tiene forma de estrella con cinco puntas, emplazadas prácticamente sobre el mar. Además de un paisaje único, la fortaleza guarda un museo sobre la historia de la colonización de Rio Grande do Norte. Ciudad vinculada desde su origen a la Navidad (“Natal”, en portugués), su nombre viene de las esculturas de los tres Reyes Magos que reciben a los visitantes, datadas del siglo XVIII.


Parque das Dunas: Impactante escenario de preservación ecológica, con las enormes dunas blancas como postal de presentación. Es uno de los parques urbanos más grandes del país: casi 1200 hectáreas de mata atlántica, donde podemos conocer cientos de especies de flora autóctona a través de senderos y circuitos didácticos. La zona del Bosque dos Enamorados es uno de los paseos de ecoturismo imperdibles en Natal. El acceso principal se ubica en el barrio de Tirol, aunque el parque se extiende a lo largo de Ponta Negra, Mãe Luíza, Capim Macio y la Vía Costeira.

Catedral Metropolitana: Edificada en 1991, es también conocida como “Catedral Nova”. Es una iglesia interesante por su arquitectura moderna (diseño de Marconi Grevi), con líneas ascendentes en forma de trapecio. Se ubica sobre la Avenida Deodoro, en la Cidade Alta.

Palacio Potengi: Edificio del siglo XIX, antigua sede del Gobierno del Estado, que funciona hoy como Centro Cultural. Además de mucha historia, en el Palacio se disfrutan exposiciones y actividades culturales. Y si te gusta la pintura, éste es tu lugar, ya que alberga la Pinacoteca estatal. Visítalo en la Plaza Sete de Setembro, Cidade Alta.

Parrachos de Maracajau: Increíbles y extensos arrecifes de coral en el municipio de Maxaranguape, a 60 kilómetros del centro de Natal. Es un Área de Preservación Ambiental soñada para los amantes del buceo y el esnórquel. Cuando la marea baja, las los corales afloran a la superficie, y el paisaje se hace todavía más increíble. Los Parrachos se sitúan a 7 kilómetros de la bellísima playa de Maracajau.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.