La lista de Gabilondo: Moncloa impone su ley
Ampliar

La lista de Gabilondo: Moncloa impone su ley

Por Rafael Gómez Parra
miércoles 07 de abril de 2021, 07:43h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Pedro Sánchez ha aprovechado la convocatoria electoral del 4 de mayo en Madrid para preparar el relevo de Gabilondo, liquidar a lo que quedaba de la vieja guardia y reforzar el poder de Ferraz sobre el PSOE madrileño.

Con la desaparición de nombres tan históricos del socialismo madrileño, como Modesto Nolla, Purificación Causapié, Miguel Arranz, Encarnación Moya o José Manuel Freire, el PSOE da por clausurada una generación a la que pertenecía el ex secretario general y ex delegado del gobierno en Madrid, José Manuel Franco, que ha sido premiado con la Secretaría de Estado del Deporte en el gobierno de Sánchez, sustituyendo a Irene Lozano.

En 2021, desaparecen 12 de los 45 primeros nombres que iban en la lista de 2019, 33 repiten y entran 12 nuevos. Lo más significativo es, sin duda, la ascensión de la actual secretaria de Estado de Migraciones, Hana Jalloul, aragonesa, hija de libanés y española, que iba en 2019 en el puesto 20 y que ha sido enviada directamente por Moncloa, lo mismo que Irene Lozano (5), ex diputada de UPyD, repescada por Pedro Sánchez para el PSOE.

Tras la número tres, la presidenta del senado, Pilar Llop, van las integraciones más genuinamente madrileñas como son la del alcalde de Soto del Real, Juan Lobato, que ha intentado al menos dos veces ser secretario general del PSOE madrileño.

Como número 6 de la lista va otra importante novedad, Mónica Carazo (6), vicealcaldesa de Rivas y coordinadora de la campaña de Gabilondo, seguida por Jesús Celada (7), director general de Políticas de Discapacidad del Gobierno y al que Pablo iglesias le conservó en su puesto cuando asumió el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.

También se incorpora como nueva a la lista Manuela Villa (8), una gestora cultural que trabajaba ahora como asesora del gabinete del ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribe.

Ya en puestos más modestos van las otras cinco incorporaciones: en el 16 Gonzalo Pastor, ex concejal de Pozuelo de Alarcón hasta 2015, que trabaja como técnico de operaciones en Renfe.

En el 23 va la secretaria de la agrupación de Moncloa, Estefanía Suárez Menéndez seguida por otro ex concejal de Pozuelo, Eduardo Fernández Palomares, actual subdirector General de Cooperación y Competitividad Turística, dependiente de la ministra de Industria, Reyes Maroto.

También como nuevo fichaje y en el puesto 26, Moncloa ha incorporado a Santi Rivero, vicepresidente del COGAM, responsable de Comunicación de Cogam (colectivo LGTBI de Madrid) y uno de los organizadores del Día del Orgullo Gay que vetó a Ciudadanos y al PP en junio de 2019.

Y ya en el puesto 40, con pocas posibilidades de salir figura Mariano González Carbonell, gerente de Unión Romaní en Madrid, que solo entrará si se producen ceses o dimisiones de los anteriores.

Entre las bajas más significativas respecto a la lista de 2019, están las de María Llanos, ex consejera de Administraciones Públicas de Castilla La Mancha, número 4 con Gabilondo, y que se marchó tras ser nombrada posteriormente presidenta de Patrimonio Nacional.

Gabilondo tampoco lleva a su antiguo número 5, el presidente del Círculo de Bellas Artes, José Miguel Hernández de León, uno de los fichajes estrella de las anteriores elecciones.

No va tampoco Borja Cabezón, ex portavoz del grupo municipal socialista de Majadahonda y ex director general de Asuntos Nacionales en el Gabinete de Presidencia del Gobierno entre 2018 y 2019, al que Pedro Sánchez quiere convertir en director de la Casa de América con la oposición del PP y de Ciudadanos que alegan que el cargo se atribuye normalmente a un diplomático.

Causa baja también el número 11 de la lista de 2019 fue el periodista Francisco Tomás y Valiente, hijo del expresidente del Tribunal Constitucional, que solo estuvo en su asiento de la Asamblea menos de tres meses.

Otra baja curiosa es la del ex comunista Carlos Carnero, que se afilió al PSOE con Cristina Almeida y Diego López Garrido por discrepancias con Julio Anguita y que fue como número 40 en las elecciones de 2019 consiguiendo entrar en la Asamblea al producirse las bajas de los diputados regionales que se incorporaron al gobierno de Pedro Sánchez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios