14 meses le han bastado a Iglesias para comprobar quien manda

Por Rafael Gómez Parra
miércoles 31 de marzo de 2021, 04:09h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Por si tenía alguna duda sobre quien manda en España, Pablo Iglesias ya tiene las pruebas que necesitaba tras su paso por el Consejo de Ministros: la Oligarquía, pero sin dar nombres ni apellidos.

Pablo Iglesias se ha ido de la Moncloa reivindicando el papel protagonista que ha tenido Unidas podemos para formar en enero de 2020 el gobierno de Pedro Sánchez y para confirmar que “enfrente del Gobierno hay oligarquías que ejercen su inmenso poder”. Catorce meses y dos semanas ha durado el líder morado en La Moncloa.

Ahora, Iglesias quiere probar suerte en Madrid para volver a hacer lo mismo que en España, ayudar a Gabilondo a formar un gobierno de la izquierda y ratificar que frente al gobierno madrileño hay oligarquías que tienen mucho poder. Si tiene suerte el próximo año podría volver a intentarlo en las elecciones andaluzas donde la marcha de Teresa Rodríguez ha dejado huérfana a la organización Adelante Andalucía que formaron Podemos e Izquierda Unida.

Para acompañarle en la nueva etapa madrileña, Iglesias no parece contar mucho con la “vieja” guardia que formó Podemos en un primer momento en la Comunidad y que en gran parte prefirió irse con Manuela Carmena e Iñigo Errejón.

Fracasado además su plan de recuperar la unidad con Mas Madrid no ha tenido más remedio que ir a buscarse nuevos socios entre los movimientos ciudadanos, pasando por encima de los actuales militantes de Podemos. Son los casos de la abogada antidesahucios, Alejandra Jacinto y del portavoz del sindicato de manteros, Serigne Mbayé, Junto al ex líder de la izquierda de Comisiones Obreras, Agustín Moreno, serán la guinda de la lista de Iglesias para convencer a los radicales desencantados de la política de Podemos para que vuelvan a votarle aunque sea con “una pinza en la nariz” y para que no gobierne Vox.

Teniendo en cuenta que las encuestas le dan un máximo de once o doce diputados (ahora tenía siete), los primeros diez puestos van a estar muy cotizados. Si todo sale como está previsto, la número dos sería la actual portavoz en la Asamblea, Isa Serra, 32 años, que empezó trabajando en su juventud como comercial de relojes, hasta su ingreso en Podemos con su hermana Clara que acabó apostando por Errejón para después marcharse de Más Madrid con cajas destempladas.

El número tres va a ser, si no cambia el sistema, la actual concejala de IU en Getafe, Vanessa Lillo, por delante del concejal, sindicalista de la CGT y barrendero de Alcorcón, Jesús Santos, 39 años, el primero en conseguir un gobierno municipal de coalición con el PSOE. Es uno de los pocos valores en alza en Madrid.

El número cinco de la lista podría ser la abogada antidesahucios, Alejandra Jacinto, que iría como independiente, por delante de las dos actuales diputadas de Podemos, Carolina Alonso, 41 años, licenciada en Ciencias Políticas y ex camarera, y Beatriz Gimeno, 59 años, ex presidenta de FELGT que procede del partido Anticapitalista.

Eso dejaría, al ex jefe del Alto Estado mayor de la Defensa, Julio Rodríguez, en el puesto ocho, por delante de ex portavoz de los manteros, Mbayé y del abogado de la CGT, Jacinto Morano, también procedente del partido anticapitalista.

La once en la lista, debería ser para la ex bancaria Sol Sánchez, 51 años, la principal colaboradora de Alberto Garzón en Madrid, por delante de la actual diputada Paloma García, 40 años, militante LGTBI, seguida por la hija del ex secretario general del PP, Jorge Verstrynge, Lilith y del sindicalista Javier Cañadas, 39 años, actual diputado lo mismo que su compañera Piedad Sánchez, 58 años, profesora, activista de la Marea Verde, que quedaría el puesto 15. Cerrarían prácticamente la lista el 16, para Fernando Jiménez, ex dirigente juvenil de IU, y Agustín Moreno, con pocas posibilidades de salir..

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios