Edmundo Bal e Ignacio Aguado
Ampliar
Edmundo Bal e Ignacio Aguado

4M: Salvo nuevas sorpresas, Bal (C’s) decidiría quien gobierno en Madrid

Por Rafael Gómez Parra
lunes 22 de marzo de 2021, 03:39h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Puede ser la gran paradoja del 4 de mayo, que el candidato de Ciudadanos, Edmundo Bal, con menos de 5 diputados podría decidir quien va a gobernar la Comunidad de Madrid. Ayuso y Gabilondo dependen de él.

Aunque todavía es pronto para hacer caso a las encuestas, la realidad es que el 4 de mayo puede pasar cualquier cosa, pero en todo caso los primeros datos señalan que ninguno de los candidatos conseguirá la mayoría absoluta y eso abre un montón de posibilidades.

A Isabel Díaz Ayuso, que ha sido la principal promotora de las elecciones a menos de dos años de las anteriores de 2019, le puede ocurrir lo mismo que Esperanza Aguirre en la Alcaldía de Madrid frente a Manuela Carmena en 2015, o lo que le pasó a la jueza con José Luis Martínez Almeida en 2019. El propio Angel Gabilondo ganó los comicios a la Asamblea de Madrid en ese último año y vió como Ayuso le arrebataba la Presidencia con el apoyo de Ciudadanos y de Vox.

El sistema parlamentario español permite jugar con todo tipo de probabilidades lo que hace tremendamente difícil hacer conjeturas salvo que un partido consiga la mayoría absoluta.

Las encuestas dan a Ayuso (PP) un máximo de entre 50 y 53 diputados con un porcentaje de votos superior al 35-36%, que son muchos si o comparamos con los 30 que logró en mayo de 2019, pero para lograr la investidura necesita llegar a los 67, es decir que en el mejor de los casos necesitaría del apoyo de entre 14 y 17 diputados más que solo pueden salir de Vox si llega a esas cifras, para formar un gobierno Ayuso-Monasterio, muy polémico.

La presentación sorpresa de Pablo Iglesias como cabeza de lista de Podemos ha hecho aumentar de golpe los votos probables a la presidenta del PP madrileño, al mismo tiempo que ha rebajado las posibilidades del candidato socialista, Angel Gabilondo, que al menos pensaba en repetir el 27% de los votos que logró en los últimos comicios, pero con la “bomba Iglesias” habría bajado al 23%, con 31-33 escaños, seis menos que los que tiene ahora.

Iglesias con su desembarco sorpresa en Madrid habría arañado un 2 o un 3% de votos más de los que sacó Isabel Serra en 2019, pero por ahora poco más le dan las encuestas lo que le dejaría entre 11-12 escaños que sumados a los 18-19 que mantendría Mas Madrid le dan a la izquierda (PSOE-Podemos-MM) una suma de 64 diputados, tres por debajo de la mayoría.

Se abre así, de nuevo, la posibilidad de que la llave de la investidura la tenga de nuevo Ciudadanos, en este caso dirigido por el abogado del estado, Edmundo Bal, que ha sustituido al “tocado” Ignacio Aguado. Se daría así la paradoja que perdiendo entre 18-20 diputados, C’s, con menos de 10 escaños, sería quien decidiría si gobierna la derecha o la izquierda en Madrid durante los próximos dos años.

La emoción de la batalla en Madrid va a estar sin duda en el enfrentamiento entre Isabel Ayuso y Pablo Iglesias, lo que en principio perjudica a Gabilondo (PSOE), Rocío Monasterio (Vox) y Mónica García (Más Madrid), pero también podría ocurrir que si ambos contendientes se pasan de la raya se produciría el efecto contrario, que parte del electorado acabara inclinándose por los menos conflictivos, que es lo que ha fundado su campaña el partido de Pedro Sánchez: “Gobernar en serio”, que dife a su candidato como “soso, serio y formal” o como le llaman a Gabilondo “Sosoman”

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios