El rey Alfonso XIII con un grupo de oficiales tras el desastre de Annual.
Ampliar
El rey Alfonso XIII con un grupo de oficiales tras el desastre de Annual.

El regreso del Rey ( 5) El grave error político de un Monarca acorralado

miércoles 03 de marzo de 2021, 20:55h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

El bisabuelo de Felipe VI se equivocó y los consejeros que tenía en su entorno, civiles y militares lo hicieron aún más. Quisieron controlar los inevitables cambios económicos y sociales que estaban ocurriendo en España con la espada y no con la pluma, con la mano dura de Primo de Rivera y la blanda de Berenguer.

La Monarquía va a mantenerse casi treinta años bajo el reinado de Alfonso XIII pero los movimientos obreros y revolucionarios que se extienden por toda Europa, sobre todo tras el triunfo de la revolución bolchevique en la Rusia zarista, hacen que en España, un emergente Partido Socialista creado por Pablo Iglesias, se prepare para luchar por el poder desde la base de la Unión General de Trabajadores.

Los movimientos nacionalistas en Cataluña, Pais Vasco y Galicia se radicalizan y en 1909 la llamada "Semana Trágica" en Barcelona no hace sino aumentar la desafección hacia la monarquía y el resto de las instituciones políticas que la respaldan. La huelga general de 1917 y sobre todo el desastre de las tropas españolas en Annual - con el desaparecido " Informe Picasso" como gota que llena el vaso de los despropósitos - lleva a que el Rey cometa su gran error: da el visto bueno al golpe de estado del capitán general de Cataluña, Miguel Primo de Rivera, el 13 de septiembre de 1923, quien disuelve el Congreso, decreta el estado de guerra, entierra todo el poder civil y lo pone en mano de militares fieles dejando la Constitución de 1876 arrinconada en la historia.

El espejismo dura casi siete años, un tiempo en el que incluso los políticos monárquicos dan la espalda al monarca, al igual que lo hacen los intelectuales con más prestigio como José Ortega, Gregorio Marañón o Pérez de Ayala.

El Rey intenta recuperar la confianza perdida y de acuerdo con sus generales presiona a Primo de Rivera para que dimita, cosa que este hace el 29 de enero de 1930 para marchar al exilio. Otro español más que se instala en París, tras detentar todo el poder en España, donde muere pocos meses más tarde.

Alfonso XIII sigue sin darse cuenta del enorme cambio que están pidiendo los ciudadanos y sustituye la "dictadura" de don Miguel por la "dictablanda" del general Damaso Berenguer, jefe de su Cuarto Militar, al que la opinión pública y los dirigentes políticos señalaban como uno de los culpables del desastre de Annual, y uno de los más interesados en que " desapareciera" el por entonces muy famoso Informe del general de división Juan Picasso González, en el que pese a la oposición de sus superiores el militar diseccionaba con precisión quirúrgica las responsabilidades del desastre de Annual, que alcanzaban al propio rey.

Las lecciones que se podían aprender de Europa, los cambios que se podían importar de Europa, las ideas que se debían aplicar de Europa se dejaron a un lado e incluso se combatieron. Las reformas industriales y agrarias se quedaron en el barbecho de una clase política que se resistía a salir del siglo XIX para no perder sus privilegios.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios