Pablo Iglesias e Inés Arrimadas.
Pablo Iglesias e Inés Arrimadas.

Sánchez necesita a Iglesias y Arrimadas para aprobar los Presupuestos

miércoles 02 de septiembre de 2020, 00:14h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Terminará por convencer a los dos, a Pablo Iglesias para que acepte el apoyo de Ciudadanos, y a Inés Arrimadas para que asuma la presencia de Podemos. A los tres, por diferentes motivos, les interesa presentarse con perfiles de estadistas, dispuestos a renuncias a cambio de sacar adelante a España. Tienen además el mayor y mejor de los aliados para ello: la Unión Europea y los 140.000 millones de euros que han aprobado.

Logró la presidencia del Gobierno por dos votos. Los 167 que se aglutinaron en el si frente a los 165 que se sumaron en el no. Si sacamos al PNV del primer grupo, el resto, mal que bien, puede representar a la izquierda; en el segundo la mezcla de los opositores es mucho más insólita: junto al PP, Ciudadanos, el Partido Regionalista de Cantabria y Coalición Canaria, la derecha moderada, estuvieron los independentistas catalanes blandos de JxCat y los duros de la CUP.
Ocho meses después necesita al menos esos mismos votos y diez más, que pueden ser los de Ciudadanos. Inés Arrimadas está por la labor, con la dificultad puesta en la presencia de Podemos. Con 177 escaños votando a favor los Presupuestos saldrán adelante y puede que hasta Europa se conforme si Sánchez demuestra que la Legislatura va a llegar hasta finales del 2023, incluso verá que es mejor tener a Podemos dentro del acuerdo que en la calle.
Al mundo del gran dinero y los grandes acuerdos a nivel internacional le gustaría que en España aprendiesen de Alemania, sobre todo, pero también de Italia y Portugal y que las dos grandes fuerzas políticas que han gobernado este país en los últimos cuarenta años pactaran los PGE, sellando así un futuro de estabilidad ocurriera lo que ocurriera en las próximas elecciones generales. Ese mundo es el que estuvo el lunes en la conferencia del presidente del Gobierno, no para oír las propuestas concretas que deben contener los planes que se manden a Bruselas, que sabían no se iban a producir pero sí para mandar su propio mensaje a Sánchez y Casado.
La matemática parlamentaria que le llevó al presidente a ganar la moción de censura llegó a los 180 escaños, luego para su investidura tras ganar las elecciones con unos escasos 120 diputados se tuvo que conformar con los mencionados 167 votos. Debe mantenerlos con concesiones fáciles de hacer hacia los partidos y formaciones más pequeñas como son Nueva Canarias, Teruel existe y el BNG ( este último crecido tras los resultados de las elecciones gallegas ), e incluso sumar a la formación del presidente cántabro y a la siempre cimbreante canaria Ana Oramas. A partir de ese número, 179, comienza la auténtica dureza.
Los 52 representantes de Vox se van a mantener en el no con toda seguridad, al igual que los divididos ocho parlamentarios de Juntos por Cataluña tras la ruptura interna del PDeCat. Los dos de Navarra Suma harán lo mismo que haga Pablo Casado al frente de los 89 del PP. En total 151 siempre que el hoy por hoy necesario vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, consiga que los 13 votos de la ERC que comando Gabriel Rufian y los 5 de Bildu se queden como mínimo en la abstención. Si logra lo mismo con los dos de la CUP su misión estará cumplida y hasta los dirigentes europeos se darán por satisfechos, sobre todo por tener aún más controlado a Pedro Sánchez.
España está tan partida políticamente como lo está su Congreso, con 17 partidos y coaliciones. Sobre esa base conseguir una mayoría absoluta es toda una hazaña. Gobernar durante cuatro años con 120 escaños propios, otra aún mayor, teniendo enfrente a una oposición que sería incapaz de formar una nueva mayoría. La moción de censura que ha anunciado Santiago Abascal para este mes de septiembre será la mejor de las confirmaciones y uno de esos grandes favores que Sánchez no esperaba y que junto a la “congregación” de dirigentes del Ibex le sirven para demostrar a la Comisión Europea, al Consejo Europeo y al Banco Central que él es la única opción viable en estos momentos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios