www.masactual.com
El galgo Ronaldo tras la liebre Messi
Ampliar

El galgo Ronaldo tras la liebre Messi

lunes 19 de marzo de 2018, 19:21h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

En el Barça los goles los marcan sus dos estrellas, Messi y Suárez, pero el club blanco sólo hay un marcador, Cristiano Ronaldo

Como un galgo tras la liebre mecánica del canódromo. Así va Cristiano Ronaldo en su persecución goleadora de Lionel Messi. Detrás, el uruguayo Suárez al que el portugués acaba de adelantar con su poker ante el Gerona. Y ya muy atrás el resto. Con un dato que deberían meditar y mucho los gestores del Madrid: en el Barcelona los goles los marcan sus dos estrellas, hasta 46 tras esta jornada de Liga; en el club blanco los marca Cristiano, 22 y a tan sólo tres de Messi pese a su mal comienzo en la competición.

Quedan nueve partidos para decidir quién será el Pichichi y hasta la fisonomía de los protagonistas se ajusta a la comparación: Ronaldo es más alto, más atlético,más orgulloso y más orientada una única misión que Messi: meter goles. El portugués se mueve en el área tras llegar a la misma desde el extremo; el argentino lo hace desde el centro del campo. El madridista “utiliza” a Benzema, a Isco, a Vázquez o a Asensio como escudos y cómplices para marcar. El barcelonista depende de Suárez, de Iniesta, de Busquet y de sus defensas-extremos: Alba y Roberto.

Las dos estrellas mundiales de nuestro futbol son dos versiones distintas de una misma especie, la de los depredadores del rectángulo de juego. Marcan y ayudan a marcar a sus compañeros. Se han vuelto menos avariciosos y más colaboradores. Y tienen un orgullo diferente: a Cristiano le gusta presumir y hasta enfrentarse a Hacienda; a Messi le sienta mejor el silencio y el pacto con ese mismo Ministerio. Los dos tienen a Montoro como su “demonio” particular, como el fantasma de sus peores sueños. Algo que es compatible con sus continuos aumentos “salariales” y sus presiones a los respectivos presidentes de sus clubs.

No había “carrera” entre ellos hasta hace apenas un mes. La liebre campaba a sus anchas sin lebrel blanco que le acechara. El tiempo ha cambiado y el lepórido siente en sus larga orejas el aliento del can. Es la emoción que nos van a hacer sentir tras cada encuentro. Se ha convertido en un tema personal, de prestigio y de interés prioritario para sus propìos clubs y sus compañeros, sobre todo para el Madrid, que necesita ganar la Champión, si, pero al que le vendría muy bien “vender” entre los suyos que su estrella brilla más que la azulgrana. Florentino Pérez, que tiene mucho más recorrido que Josep María Bartomeu, ya se lo ha dicho a Zidane: que el equipo trabaje para ese título no sea que la Juventus, el Bayern o el City les amarguen la fiesta europea.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.