www.masactual.com
El beneficio de las empresas no financieras se desacelera hasta septiembre, pero sigue creciendo un 4,8%
Ampliar

El beneficio de las empresas no financieras se desacelera hasta septiembre, pero sigue creciendo un 4,8%

jueves 30 de noviembre de 2017, 20:18h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

El resultado ordinario neto de las empresas no financieras experimentó un incremento del 4,8% durante los nueve primeros meses del ejercicio actual, en comparación con el mismo período del ejercicio precedente, según los últimos datos publicados por el Banco de España este jueves.

Durante la rueda de prensa de los resultados de la Central de Balances, el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, explicó que este incremento del resultado de las empresas no financieras hasta el pasado mes de septiembre se justifica por la moderación de la actividad de las empresas en lo que va de año, principalmente por el sector energético.

Hernández de Cos indicó que este sector tuvo un comportamiento de reducción de los márgenes, lo que está afectando al conjunto de las empresas no financieras, debido a su alta representatividad. No obstante, destacó la evolución positiva que están experimentando las medianas empresas. En 2016 el resultado ordinario neto de las empresas subió un 15,4%, frente al 25,6% de 2015.

Por su parte, el resultado económico bruto de la explotación experimentó una disminución del 0,4% en los tres primeros trimestres del ejercicio actual, en comparación con la progresión del 4,4% experimentada en el mismo período del año precedente, mientras que en el conjunto del año pasado la progresión total fue del 6,2%.

El retroceso del resultado bruto de explotación en lo que va de año se produjo, a pesar de la mejoría del 1,4% en lo que se refiere a los ingresos financieros y de la disminución del 11,6% en lo referente de a gastos financieros, cuatro décimas más si se compara con los datos contabilizados en dichos meses del año previo, lo que se debe, principalmente, a los menores costes de financiación.

Así, el Valor Añadido Bruto (VAB), diferencia entre ventas y consumos, en lo que va de ejercicio alcanzó una subida leve subida del 0,8%, mientras que en el mismo período del año precedente el crecimiento fue del 2,7%, con un incremento total del 3,4% en el conjunto de 2016.

El resultado del ejercicio experimentó una disminución del 20,5% en los tres primeros meses de este año, lo que se justifica por la negativa evolución de los gastos e ingresos atípicos, puesto que los beneficios ordinarios siguieron aumentando su importancia relativa, sin llegar todavía los niveles anteriores de la crisis.

Durante el año pasado, las ratios medias de rentabilidad ordinaria se elevaron, mientras que en los nueve primeros meses de 2017 experimentaron una leve disminución. Así, hasta el mes pasado la rentabilidad ordinaria del activo neto fue del 4,2% y del 5,8% en 2016, mientras que la rentabilidad ordinaria de los recursos propios mejoró un 5,7% en lo que va de año y un 8,2% en 2016.

EMPLEO Y REMUNERACIONES

Por otro lado, el empleo en las empresas no financieras entre enero y septiembre de este ejercicio mantuvo la "senda de recuperación" con una progresión del 2,2%, un crecimiento que se suma a la subida del 4,1% contabilizada en el conjunto del año pasado. En los tres primeros trimestres de 2016 la subida del empleo fue del 1,5%.

El empleo temporal fue el que creció con mayor intensidad, aunque el fijo también mejoró. Las empresas que crearon empleo se situaron en el entorno del 50% en los nueve primeros meses de 2017, al tiempo que las corporaciones que destruyeron empleo en dicho período estuvo en el entorno del 35%.

En cuanto a la remuneración de los trabajadores, que se sitúa en un leve descenso del 0,2% en lo que va de año y en un -0,1% en 2016, Hernández de Cos indicó que esta situación se explica por la alta temporalidad. "La alta temporalidad del empleo no ayuda a que aumente la remuneración", aseguró el director general de Economía y Estadística del Banco de España.

Este leve descenso se justifica, a su vez, por la caída del 0,2% en la remuneración de los asalariados en las grandes empresas, frente a la subida del 0,9% en las medianas. Los sectores de energía y de información y telecomunicaciones fueron los que experimentaron un mayor descenso en los nueve primeros meses en este aspecto, con bajadas del 0,6% en ambos casos y a diferencia de la subida del 0,7% registrada en la industria.

SI PERSISTE LA CRISIS CATALANA, EL IMPACTO SERÁ MAYOR

En relación con el impacto de la situación en Cataluña, Hernández de Cos explicó que lo que está sucediendo representa "un riesgo" para la evolución de las empresas, al tiempo que destacó el posible efecto negativo de la incertidumbre. "Algunos indicadores nos están mostrando que la crisis catalana está teniendo algún reflejo sobre algunos indicadores de confianza y sobre otros reales", aseguró.

"El impacto dependerá del volumen de la incertidumbre y de la persistencia de la misma", apuntó, al tiempo que señaló que si el efecto se mantuviera más allá del cuarto trimestres del año precedente, el impacto sobre la economía española en su conjunto sería más pronunciado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.