Cómo combatir el Trastorno Obsesivo Compulsivo
Ampliar

Cómo combatir el Trastorno Obsesivo Compulsivo

Pequeñas pautas para facilitar la labor de los profesionales y avanzar en tu día a día.

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Nuestro entorno, nuestros hábitos de vida, nuestra genética... Numerosos factores determinan nuestro comportamiento y nuestro estado a nivel tanto psicológico como fisiológico, como también influyen para mejorarlo o empeorarlo. Desgraciadamente, la primera de estas dos posibilidades es la más común en nuestro día a día. Estamos sometidos a un intenso nivel de estrés y una gran sucesión de cargas en nuestra rutina que, finalmente, desembocan en algo que nos obliga a pasar por las manos de especialistas como www.psicomaster.es.

Es algo cada vez más habitual, y puede que sobre todo por el nivel de vida que llevamos a diario. El continuo agobio, incluso esa dependencia hacia nuestro teléfono móvil a causa de esa conexión permanente, pueden llevarnos a unos elevados niveles de ansiedad que acaban "explotando" y causando todo tipo de trastornos que, de una forma o de otra, terminan por afectar a nuestra salud.

Curiosamente, uno de los más propagados y a la vez menos reconocidos es el TOC (Trastorno obsesivo compulsivo). Se trata de un trastorno de ansiedad en el que predominan los pensamientos intrusivos y recurrentes que producen todo tipo de respuestas negativas, desde preocupación hasta miedo o inquietud y se manifiestan sobre todo por una serie de conductas repetitivas a las que se denomina como compulsiones.

Puede que, sin darte cuenta, sufras de este trastorno. Esa pequeña manía que tienes, ese gesto que realizas constantemente, puede ser una consecuencia de este trastorno. Su nivel de manifestación es muy amplio, pudiendo ser mucho más perceptible y severo o suave y discreto. Pero, sea cual sea el caso, saber cómo tratarlo y reaccionar para marcar un camino de mejoría es algo fundamental si no se quiere caer en agravantes que te perjudiquen demasiado.

Lo principal, siempre, es recurrir a especialistas. Psicólogos o centros como Psicomaster son de vital ayuda para conseguir avanzar; sin embargo, también hay que tener en cuenta una serie de pautas a seguir para no dejar todo el peso a los especialistas y poner un pequeño gran granito de arena por tu parte. Precisamente por eso, vamos a darte una serie de consejos para que sepas cómo tratar tu TOC o el de alguien conocido.

Aceptación

El primer paso para superar algo es aceptarlo. No solo se trata de aceptar que se padece Trastorno Obsesivo Compulsivo, se trata también de pelear contra esos pensamientos que te atacan constantemente. Acéptalos como son, no trates de ir más allá y combatirlos porque rechazarlos solo puede causar que vuelvan con más fuerza todavía y te afecten más. Déjalos estar.

Vencer al miedo

Una de las consecuencias de estos pensamientos negativos es la generación del miedo. La inseguridad da pie al miedo y este da pie a la ansiedad. Sin embargo, todo esto parte de una premisa falsa. Tu mente actúa mal y genera inquietudes donde no las hay; de ahí que sea tan importante enfrentarse a ese miedo con algo tan simple y efectivo como es la diferencia. Todo lo que está rondando tu cabeza, o la gran mayoría, es simplemente falso. Déjalo estar y acepta que no es más que una mala ilusión que, simplemente, tienes que pasar por encima.

Evade las exageraciones

El TOC siempre trata de retener lo negativo, y esta retención no hace más que generar un efecto bola de nieve que los agrava hasta llevarlos a un punto en el que prácticamente se convierten en algo catastrófico que no hace más que machacar tu pensamiento. El constante análisis, la obsesión. Todos esos puntos debes evitarlos por completo. De nuevo, deja a un lado todos esos pensamientos negativos, asume que son solo exageraciones y trata siempre de buscar otras cosas en las que pensar, actividades con las que entretenerte o cualquier cosa que no te lleve al constante machaque de ideas.

Céntrate solo en una cosa

Estar a cientos de cosas al mismo tiempo, llevar a cabo varias actividades de forma simultánea, esto no hace más que potenciar el efecto de este trastorno. Al contar con varias puertas abiertas, varios factores a los que permanecer atento y tratando de ejecutar de la mejor forma posible, es probable que aparezca el estrés, y de este a la ansiedad hay medio paso; pero de ahí a la obsesión solo uno. En vez de hacer varias cosas al mismo tiempo, individualiza. Hazlas de una en una te tome el tiempo que te tome.

Son pequeñas formas de ayudar, de combatir contra ese trastorno en tu día a día y evitar que actúe con toda su rotundidad y lo que ello conlleva. Tampoco es algo fácil de llevar a cabo, puesto que hablamos de algo que está ahí de forma latente y en continua actividad; pero la perseverancia y la paciencia pueden hacer que todo sea mucho más rápido de solventar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.