Cristiano con un triplete y Marcelo salvan al Madrid y le llevan a semifinales
Ampliar

Cristiano con un triplete y Marcelo salvan al Madrid y le llevan a semifinales

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

El Real Madrid consiguió la clasificación para las semifinales de la Liga de Campeones después derrotar al Bayern Múnich (4-2) en el partido de vuelta disputado este martes en el Santiago Bernabéu gracias a los goles de Cristiano Ronaldo, que firmó un triplete, y de Marco Asensio, que sentenciaron a un cuadro alemán que tuvo que jugar con uno menos toda la prórroga por la injusta expulsión de Arturo Vidal.

El conjunto de Zinédine Zidane sigue comprando billetes para Cardiff se ponga delante quien se ponga. En cuartos fue el 'todopoderoso' Bayern, que tuvo que sufrir a Cristiano Ronaldo, más acertado que nunca, y también a los laterales más incisivos de todo el fútbol europeo. Costó, sufrió y sudó de lo lindo, pero el equipo madridista ya está en semifinales.

El equipo blanco tardó un cuarto de hora en 'entrar' al partido. Varias pérdidas de Casemiro en la sala de máquinas dieron vida a un Bayern que jugó a otra velocidad apoyado en Ribéry y Robben. De hecho, en los primeros minutos fue cuando los alemanes gozaron de sus mejores oportunidades. Un tiro alto de Vidal y un remate de Thiago Alcántara que salvó Marcelo con el costado.

Fueron avisos del campeón alemán, obligado a sacar músculo en un escenario al que no acostumbra a salir con una sonrisa. Los merengues, por su parte, crecieron con el paso de los minutos gracias a un Carvajal sobresaliente y a Isco, que finalmente convenció a Zidane para no quedarse a la sombra tras su exhibición en El Molinón. Uno por fuera y otro dentro, acabaron por dejar al aire las debilidades bávaras.

El malagueño, como si tuviese aguja y dedal, fue la pieza que dio sentido a los tres cuartos de campo y la que hizo mejores a Cristiano y Benzema. Ambos fueron los primeros en avisar a Neuer, el gran protagonista del partido de ida. El francés lanzó tibio y el portugués, autor del doblete en Múnich, no anduvo fino en la primera mitad para encontrar la rendija al cuadro germano.

Pero esa no fue la única producción ofensiva del Real Madrid en el asalto inicial. Boateng pudo dar buena cuenta de ello cuando sacó -en la misma línea de gol- un lanzamiento de Sergio Ramos, mientras que Kroos no acertó por centímetros tras el enésimo servicio de Carvajal en el corazón del área. El Madrid mandaba con solvencia sin saber lo que le esperaba en el segundo acto.

Robben alertó con un disparo que salvó Marcelo y un minuto después el holandés provocó el penalti que puso el duelo de cara para los muniqueses. Casemiro, impetuoso, derribó al exmadridista y Lewandowski -que ha marcado 16 goles en los 12 últimos partidos de Champions- no falló desde los once metros. El polaco mandó un directo a la mandíbula difícil de gestionar para los de casa.

El Madrid jugaba sin pensar, olvidando el marcador, pero el tanto del ariete del Bayern condicionó el estado anímico de un equipo que se dedicó a pensar en lugar de a jugar. Ahí llegaron los mejores minutos del equipo de Carlo Ancelotti, que se vio con fuerzas para meter el miedo en el cuerpo al vigente campeón de Europa.

Vidal desaprovechó una bonita combinación y Müller la mandó a las nubes antes de que Cristiano mantuviese su idilio con los bávaros. El mejor momento visitante se disipó cuando el luso marcó de cabeza merced a un centro medido de Casemiro. El remate acabó en el palo largo y fue imposible para la 'torre Neuer', nuevamente uno de los mejores en su equipo. El gol hizo estallar un Santiago Bernabéu que no tuvo mucho tiempo para celebrar el empate. Una extraña jugada, dos minutos después, supuso el 1-2 para los alemanes tras un remate en propia puerta de Sergio Ramos.

EXPULSIÓN DE VIDAL Y PRÓRROGA

El escenario era el más empinado posible para un Real Madrid que se encontró con la injusta expulsión de Arturo Vidal tras una entrada a Marco Asensio, donde tocó balón. El chileno, que ya estaba amonestado, vio la segunda amarilla y dejó a los suyos con diez durante todo el tiempo de prórroga. Y hubo tiempo extra porque los siete minutos finales fueron de un combate nulo, con Lewandowski fuera para que Kimmich diese más equilibrio en la inferioridad.

Los de Zidane no especularon y pronto tuvieron ocasiones en botas de Cristiano, que forzó a Neuer a hacer una parada de foto, y Asensio, que disfrazó de madurez sus 21 años con un disparo que rozó el poste. Los primeros minutos de la prórroga anunciaron un gol blanco que, finalmente, terminó llegando con un remate del líder manchado por su dudosa posición al recibir el cuero.

El resultado daba el pase al Real Madrid, pero los de Zidane no se conformaron y comenzaron el segundo asalto de la prórroga con más ímpetu, como si los minutos no hubiesen hecho mella en su rendimiento. El mejor ejemplo fue Marcelo. Si en la derecha Carvajal estuvo inmenso, en la izquierda el brasileño fue un puñal para Lahm, que tuvo que sufrir su descaro.

Fue Marcelo, precisamente, quien sentenció la eliminatoria con una jugada 'maradoniana' que sirvió a Cristiano en bandeja de plata. El de Madeira solo tuvo que empujarla para completar su 'hat-trick' ante el estupor del Bayern, venido a menos por la expulsión a Vidal y agarrado casi en exclusividad a las ganas de Robben y al gran trabajo atrás del recuperado Hummels. El gol fue el broche a una fiesta que todavía tuvo continuación con Marco Asensio y el cuarto de la noche.

Así cerró el pase el Real Madrid, que jugará su séptima semifinal consecutiva en la Liga de Campeones y que no está dispuesto a entregar su corona tan fácilmente. Los de Chamartín vuelven a estar entre los cuatro mejores. El título de Rey de Europa no se consigue tan fácil, pero sobre todo, no se pierde en una noche en la que fue mejor que su víctima.

FICHA TÉCNICA.

--RESULTADO: REAL MADRID, 4 - BAYERN MÚNICH, 2. (0-0, al descanso).

--ALINEACIONES.

REAL MADRID: Keylor Navas; Carvajal, Nacho, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Modric, Kroos (Kovacic, min.113), Isco (Lucas Vázquez, min.70), Cristiano Ronaldo y Benzema (Asensio, min.64).

BAYERN MÚNICH: Neuer; Lahm, Hummels, Boateng, Alaba; Xabi Alonso (Müller, min.74), Vidal, Thiago, Ribéry (Douglas Costa, min.70), Robben; y Lewandowski (Kimmich, min.87).

--GOLES:

0 - 1, min. 51, Lewandowski, de penalti.

1 - 1, min.75, Cristiano Ronaldo.

1 - 2, min.77, Ramos, en propia puerta.

2 - 2, min.105, Cristiano Ronaldo.

3 - 2, min.109, Cristiano Ronaldo.

4 - 2, min.111, Asensio.

--ÁRBITRO: Viktor Kassai (HUN). Amonestó a Casemiro (min.40) en el Real Madrid y a Xabi Alonso (min.71) y Hummels (min.74) en el Bayern. Expulsó a Vidal en el Bayern por doble amonestación (mins.5 y 84).

--ESTADIO: Santiago Bernabéu. Lleno.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.