Lo peor: Desaparece la crítica ciudadana

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Una de las peores cosas que pueden ocurrir en una sociedad es que desaparezca la crítica ciudadana porque permite al Poder campar a sus anchas. Y en esas estamos, porque tras el periodo del 15M, cuando estalló el descontento popular contra el Sistema, todo empieza a volver a la “normalidad”. Parecía que con la aparición de Podemos esa crítica iba a tomar más fundamentos y se iba a instalar en el Sistema para hacer imposible los abusos de los Gobiernos y del llamado stablishment -justicia, policía, grandes empresas, etc- pero no parece que vaya a ser así. Ha subido la luz a precios astronómicos y no pasa nada; se condena a tres años de cárcel a un rapero por “insultos” a la Corona y se le imponen solo 6 al cuñado del Rey Felipe VI por robar al erario público millones y se absuelve a la la infanta Cristina de Borbón; se amplia el Bernabéu y se regala el estadio de la Peineta al Atlético de Madrid; se hace el juicio de Gürtel y ni siquiera se llama a declarar a Mariano Rajoy o a Esperanza Aguirre, los jefes del partido beneficiario del robo manifiesto; se hacen manifestaciones en favor de los presos venezolanos condenados por terrorismo y se niega cualquier derecho de las víctimas del franquismo. Y hasta la gasolina sigue subiendo cuando empieza un puente vacacional.

Las sociedades siempre son amorfas en su mayoría y pasan de todo -suficiente tiene la mayor parte de la gente con atender a su familia y buscan el ocio del fútbol o de la tele- pero siempre hay una minoría crítica que intenta ponerle frenos al poder. El problema es cuando algunos de los críticos se insertan en el Sistema -con la idea muchas veces buena, pero ingenua de querer cambiarlo- y acaba desapareciendo en los despachos y pasillos de las instituciones. Para ellos lo que antes era una burrada política ahora se convierte en algo inevitable e incluso bueno, como acaba de decir el concejal de Urbanismo de Madrid, José Manuel Calvo, a propósito de la ampliación del Bernabéu. Un político del PP, del PSOE o de IU, de otra época hubiera cobrado su comisión ilegal por esa rueda de prensa, pero ahora lo hacen gratis, o eso dicen.

¿Qué ha pasado con las críticas al pago de la deuda pública ilegal? Ni siquiera se ha habla de ello. Y ya se sabe que lo que no se dice no existe. Desde dentro del Sistema no se puede hacer crítica, ni tampoco cambiar nada importante.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.